Ir a: [ contacto ] [ libros ] [ inéditos ] [ crónicas ] [ blogs ]
Ir a: [ contrapuntos ] [ cartas a gonzalo ] [ coplas a san marcos ]

CONTRAGROFFER



Así como con Renato Cisneros, intenté un contrapunto electrónico con Groffer Rengifo, joven integrante de la Agrupación de Decimistas del Perú, ADEP, desgraciadamente, también quedó trunco. Por eso mismo, es válida la afirmación del español Maximiano Trapero que considera el contrapunto "La Muerte", realizado entre Henríquez y Mejía, como el primer contrapunto virtual. Con Cisneros y con Rengifo, además de la cercanía (los tres vivimos en la misma ciudad) existe el hecho de lo inacabado de los trabajos. Aparecen los textos sin correcciones ni retoques, tal como fueron enviados por uno y otro contendiente.


EL JILGUERO QUE BIEN CANTA El jilguero que bien canta con la edad pierde lo bueno; al golpe de un buen barreno dura peña se quebranta. (popular) I Un cigarrillo encendido no dura más que un minuto y la mujer que disfruto se va y me deja dormido. El vino recién bebido nunca aguarda en la garganta, se marchita cada planta del jardín de mi querencia y su muerte ya sentencia el jilguero que bien canta. II El Hércules centenario no derriba ni a un fantoche; Creso frena su derroche decrépito y sin denario. Margot vieja en el osario yace tras su desenfreno. En este humano terreno no hay potencia permanente, pues todo ser existente con la edad pierde lo bueno. III Pocos años la bonanza la situación ameniza; en tanto, crece sin prisa senil malaventuranza. Cuando el dolor se abalanza de pesar y muerte lleno, no distingue malo o bueno en el momento que veja; destrozado todo deja al golpe de un buen barreno. IV Arcilla con pensamiento se quiebra por ser arcilla, mas por pensamiento brilla y hace eterno su momento. Y si tiene sentimiento con más fuerza se agiganta: cuando el Amor es quien canta sésamo es del monte oculto y a su más devoto culto dura peña se quebranta.
[Respondió José Luis Mejía] EL JILGUERO QUE BIEN CANTA El jilguero que bien canta con la edad pierde lo bueno; al golpe de un buen barreno dura peña se quebranta. (popular) Ante la sombra y la duda ante el dolor y la escoria sólo una chispa de Gloria puede servirnos de ayuda. Ante la traición desnuda que nos quiebra la garganta ante la muerte que espanta con su infinita demencia nos redime la existencia el jilguero que bien canta. Si los años muerden todo si el ocaso mortifica si un minuto significa un paso más hacia el lodo. Si ninguno encontró el modo de ponerle al tiempo freno aceptemos que el terreno de los hombres es la muerte. Hasta el humano más fuerte con la edad pierde lo bueno. Nada se mantiene puro todo se rompe y deshace desde la vida que nace hasta el cementerio oscuro. Desde el granito más duro hasta el corazón más bueno todo se pierde en lo ajeno del olvido y su guadaña. Es polvo cualquier montaña al golpe de un buen barreno. La vida es una quimera un sueño sin mar ni playa un horizonte sin raya y un gorrión sin primavera. La vida es una hechicera que nos besa y nos encanta entre asombros se levanta frágil y tierna por eso sabe que al soplo de un beso dura peña se quebranta. Lima, 10.06.98
[Respondió Groffer Rengifo] DÁNDARA DÁNDARA DAN Dándara dándara dan cóscoro cóscoro cos nenfatesa nenfatesa pítilo pítilo pon. I Ponte aprisa el gorro, apura, amárrate ese zapato, no olvides dejar al rato la puerta con cerradura. Esta noche se inaugura la gran Feria de San Juan. ¡Vamos! Nos regalarán dos tulipanes de Holanda y oirás tocar a la banda: Dándara dándara dan. II ¿Ves girar el carrusel? Aguarda un poco, ya subes. ¿Eso que parece nubes? Es algodón de hidromiel. Hay guirnaldas de papel sobre el puesto veintidós. -¿un patito querés vos?- te dice un che -¡probá suerte!; lanzas las pelotas fuerte: cóscoro cóscoro cos. III ¡Lo hiciste muy bien, campeón!, ten tu pato de peluche, ¿te lo guardo en el estuche para mejor ocasión? Hay en la esquina un montón. Veamos: un mago... ¡sorpresa! no está el globo de Vanessa luego del abradacabra, mas retorna a la palabra: nenfatesa nenfatesa. IV Bueno, ha llegado la hora... si, ya sé que aún no quieres, pero no te desesperes, volveremos sin demora. En esta noche me aflora mi niñez con emoción; al dormir oirás un son de tanto arrullarte blando que en tus sueños va cantando: pítilo pítilo pon.
[Respondió JLM] MI TAREA ES DECIMAR Mi tarea es decimar mi materia tradición mis maestros compañeros mi escuela la Agrupación. Si me lo pides Rengifo -compañero y decimista- voy a probarme de artista combatiendo tu hipogrifo. En las batallas me rifo la vida sin preguntar. Si me quieres escuchar yo te respondo sin miedo porque quiero y porque puedo mi tarea es decimar. Heredero de los grandes como El Tunante y Quintana hago escuchar mi jarana del norte al sur de los Andes. Ni me retes ni demandes mi contrapunto en la acción yo tengo de inspiración el canto de mis ancestros son los sabios mis maestros mi materia tradición. Nicomedes Santa Cruz me dio las primeras formas César Huapaya las normas Francisco Henríquez la luz. Si hoy dispara mi arcabuz en horizontes certeros si hoy pueden mis versos fieros corresponder tu recado es por lo que me han legado mis maestros compañeros. Así Grofer -camarada de este imposible camino- te digo que mi destino es la paya improvisada. En la reciente jornada aprendí con emoción que es infinita lección nuestra décima exigente que si la herencia es mi fuente mi escuela la Agrupación. Lima, 10.06.1998
[Respondió Groffer Rengifo] Si me callan hablo fuerte Si me callan hablo fuerte si me derrotan insisto. Soy lo que soy porque existo ¡y que se muera la Muerte! Mi espíritu se encariña con silencios y vocablos, mis ambidiestros venablos con que sostengo mi riña. Mudo y atento escudriña la circunstancia y su suerte: en suspenso ante lo inerte, presto oído a quien me hable, si me admiten, digo amable, si me callan hablo fuerte. Mi cuerpo, músculo, hueso, nervio, queratina y piel resiste el intento cruel del Destino más avieso. Duele mucho, lo confieso, de coraje me revisto y aunque me arrastre resisto seco y rudo el lacrimal. Como soy terco cabal si me derrotan insisto Mi voluntad, mi flaqueza mi tesón, mi fe, mi duda dejan mi idea desnuda a pesar de su riqueza. Si es que mi décima reza con la devoción de un Cristo es por que al Final previsto trato de haber fundamento. Soy algo más que un momento, soy lo que soy porque existo Mi destino se encapricha en no ser sino un fantasma, su gris sombra no se plasma, no define mi desdicha. Mas me niego a ser la ficha de tal juego y de su suerte. Mi esperanza me convierte y florece en mi espinazo. ¡Quiero que pierda el Fracaso! ¡y que se muera la Muerte!
[Respondió JLM] Si me callan hablo fuerte Si me callan hablo fuerte si me derrotan insisto. Soy lo que soy porque existo ¡y que se muera la Muerte! Me seduce tu dulzura tu sonrisa tu energía y tu infinita alegría me embriaga y es mi ternura. Entrego hasta la cordura a los dados y a la suerte -muchacha- para tenerte en mi pecho descubierto. Pero eso si te lo advierto... si me callan... ¡hablo fuerte! Puedo entregártelo todo mi sol mi vida mi fe lo que tengo lo que sé mi esencia de arcilla y lodo. Puedo confesarte el modo con que me alumbro y resisto decir que cuando me alisto en la lucha es por tu nombre y como el hombre que es Hombre si me derrotan insisto. Por ti la vida es un verso es un baile sin final el invencible caudal con que inundo el universo. El infinito disperso en tu nombre lo conquisto y en tu mirada revisto todas las olas del mar. Por ti lo puedo gritar: ¡soy lo que soy porque existo! Nada es mayor que la Gloria de saber cuánto te que quiero eres la luz y el sendero el futuro y la memoria. Por ti cambiaré la historia por ti doblaré la suerte. No hay pena por tosca y fuerte que me rompa tu alegría... ¡Vivas tú que eres mi día y que se muera la Muerte!
[empieza aquí propiamente el contrapunto décima a décima] G Nuestro diálogo no es mofa como ha quedado constancia, en ambos hay arrogancia y recursos de alta estofa. Hoy mi reto es una estrofa -una basta para el tedio- propón tú el tema del asedio, te repondré en lapso breve. El decimista se atreve si hay respeto de por medio. JL No pensé jamás /amigo/ que nuestro diálogo fuera /una mofa/ la quimera del pan sin amor ni trigo. Un contrapunto contigo será mucho más que grato verás que no soy ingrato y con el justo respeto /mi buen Groffer/ me prometo derrotarte sin recato. G "Ser vencedor o vencido usos de la guerra son". Hoy lidio por afición, del resultado me olvido. Ya que el inicio has cedido, tal como ha sido notorio, acudo a mi repertorio describiendo un sentimiento del que nadie se halla exento, del que no me vanaglorio: Es voluble: una vez una, luego otra y otra más; aunque intenso, es más fugaz que pasión humana alguna. Si considera oportuna una mujer, le da alcance y goza hasta que se canse y en otra cifre su anhelo. Lo anterior, según revelo es la esencia del romance JL El romance /buen amigo/ es algo bello /invisible/ un sueño que de imposible se convierte en alto trigo. Según he sido testigo de mi confusa experiencia no hay fértil intelingencia no hay saber /por más profundo/ ni poder en todo el mundo contra el romance y su esencia. El romance y el amor van siempre en el mismo vuelo dos formas de un mismo anhelo dos pétalos de una flor. Ama con fe /con honor/ con entrega y lealtad ama la inmensa verdad del amor que nunca muere ama /goza / besa/ quiere siempre con sinceridad. G Quien lo probó, rememora sus placenteros momentos, mas se deja contar cuentos quien todavía lo ignora. Su fuerza cautivadora no existe quien la cancele, hace que brinque y que vuele} el pensamiento a su modo ¡Es grandioso! Pese a todo el amor a veces duele. Y ya que hablé del dolor -después de una larga pausa- a explicar sobre su causa hoy te invito con fervor. Sentimiento sin color -pues de toda luz carece- la piel palpándonos crece y con frecuencia es un cirio que ocasiona un gran martirio al que menos lo merece. JL El dolor es una pena que se atraviesa en el alma roba la paz y la calma es tentación y condena. Sé de más de un alma buena que ha muerto partida en dos en la angustia del adiós mortal y definitivo sin deberlo /sin motivo/ por el capricho de Dios. Pero el dolor /como el fuego/ forja el acero más noble y nunca se parte el roble en el huracán más ciego. Ni resignación ni ruego cuando nos quiebren la lanza. El hombre que es hombre avanza venciendo la tempestad. Dime Groffer tu verdad ¿Qué es para ti la esperanza? G Dicen que es una sirena que con su canto delira, que es "venidera mentira" que torna la vida amena. Un fijo reloj de arena que no torna, por rotundo, es anhelo vagabundo sin que nadie lo concrete, es el último paquete que el Diablo dejó en el mundo. Para mí, pues, la esperanza suele ser extraño asunto: comienza justo en el punto donde mi brazo no alcanza. Ya que entramos en confianza a esta altura de la historia, démosle vuelta a la noria para que el turno me toque. Ahora inquiero por tu enfoque en torno de la memoria. JL La memoria es la encargada de recordarte los días /de tristezas y alegrías/ que escondes en la mirada. Entre la nada y la nada entre nacimiento y muerte entre el destino y la suerte entre pasado y futuro es la memoria el seguro que te libra de perderte. Por ella sabes quién eres quiénes vivieron contigo quién tu rival quién tu amigo quiénes tus muchas mujeres. Tus derechos y deberes lo guardas en la memoria allí descansa la historia que no conoce ninguno... Preguntar ya es oportuno ¿Cómo defines la Gloria? G Definir la gloria es dable sólo por quien la disfruta. Aún no mordí esa fruta de sabor tan agradable. Envainemos pronto el sable de esta contienda verbal. Su extensión -creo- es cabal y sus décimas completas. Claro: si otra vez me retas contestaré en forma igual. JL Callaré si te sofocas se se acabaron tus balas y se quebraron tus alas y tus rumbos equivocas. Si todas mis rimas locas agotaron tu energía si no hay más sabiduría ni en tus labios ni en tu mente Concuerdo que es suficiente. Adiós. José Luis Mejía. G Sabía de tu arrogancia mas no de tu desparpajo; no me tomo yo el trabajo de abajarme a tu jactancia. De aquellos pares de Francia rescatas lo más nocivo y no das fin con olivo a la lid que nos nutrió. Toma en cuenta lo que yo, Groffer Rengifo, te escribo. JL Cuando dos gallos se fajan no hay olivo ni paloma sólo conquistan la loma los pocos que no se rajan. Mis contrapuntos trabajan por mi gloria y mi alegría para alcanzar nombradía en el dos mil y embriagado puedas confesar doblado "yo competí con Mejía". G De tu nueva dirección recibo acuso, José; a tus textos seguiré prestándoles mi atención. Pero hay una condición que no queda satisfecha: la lid aguda y derecha que sostuvimos, de facto, quedó cual tras un impacto luce una torcida flecha... JL No fui yo querido amigo quien pidió "chepa / ¡no más!" así de acuerdo estarás con que eso vino contigo. Como mi verso es testigo de mi noche y de mi día te espero con alegría para seguir la payada. Siempre juego "a todo o nada" ¡Yo soy José Luis Mejía! G Ni fui yo quien altanero gestos no cordiales tuvo; si es que algunos roces hubo fuiste sin duda el pionero. Con precision, con esmero y con elegancia voy moldeando mis rimas hoy y al contrapunto me obligo ¿Tú me sigues? ¿Yo te sigo? ¡Groffer Rengifo yo soy! Yo naci en jiron Colon, del Callao, junto al mercado; creci en viejo, sosegado y patriarcal caseron. De alli vino mi aficion por la rima y su sentido: por las tardes en mi nido al regresar de la escuela bien escuchando a mi abuela bien leyendo a cada clasico, adquiri ese gusto basico por el son de la espinela. JL En San Isidro he nacido en Surco fui bien criado en San Miguel albergado y en Miraflores resido. Si he sido yo /si tú has sido/ eso a ninguno consuela (recuerda que la espinela tan sólo tiene diez versos) ¡Descubre tus universos o aprende más de mi escuela! G Como colega te acepto, como instructor te rehuso. Yo mismo soy, segun mi uso, mi mas fervoroso adepto. Ya que es cada quien excepto no te obligo a que hagas dos espinelas, mas ¡por Dios! "lanza no es igual que adarga". Para el golpe; luego, carga, prefiero bueno a veloz. De mis universos digo que son decenas y mas; que son curvos y ademas que con mi actuacion los ligo. Que algunos huelen a trigo, otros a cuerpo lavado, otros saben a pecado, otros se oyen de lejos, otros lucen cual espejos o se palpan de costado. JL Si un solo golpe me basta ¡a qué gastarme con dos! Mejor pídele a tu Dios más sustancias en tu pasta. Sé de mi estirpe /mi casta/ sé muy bien que Soy quien Soy y entre los versos que doy no yerro en la sinalefa... No quisiera hacerte befa pero no estás donde estoy. G Te pille tres rimas rucias donde cuatro debe haber; no obstante, es mi parecer que esas cosas son minucias. Dejemos ya las argucias de literatos noveles; no extravíes los papeles y centrate en mi cuestion: di si tienen corazon los personajes mas crueles. JL Tienes razón la asonancia pudo esconderse en mi verso... ¡Hasta yerra el Universo en su infinita constancia! Responderé sin jactancia y diré sin pretensión que sí tienen corazón los personajes más crueles y en vez de sangre las hieles determinan su presión. G Mas en otros la cordura De los órganos se apropia; Densa linfa es su panoplia Y no hiel ni sangre pura. Ni júbilo ni tortura Extienden sus huesos sanos, Sus maxilares ufanos Laboran con suficiencia. Te digo por experiencia Que son los más inhumanos. JL Seguramente razones te sobran y me contento de tanto conocimiento de tantas explicaciones. Yo sólo tengo emociones un poco de fantasía una pizca de alegría no marchitada del todo un paso blanco en el lodo y el ansia de Poesía. G Y aunque con otros cimientos de tu mental edificio, empleas a tu servicio también buenos argumentos. Aprovecho estos momentos y te inquiero, José Luis, por la misma directriz que me hiciste en otra historia: ¿en qué consiste la gloria a que aspiras tan feliz? JL La Gloria a la que yo aspiro es el amor de la Bella que me alumbra con su estrella cada instante en que la miro. La Gloria es ser el suspiro de sus labios /y el aliento de su boca/ y el contento que la besa/ que le inunda/. Ser la pasión que confunda su invencible pensamiento. G Desde la mirada al tacto tres sentidos se intercalan y en modo alguno se igualan la pretensión con el acto. Reconoce en este pacto sin el mínimo recelo que la andadura y el vuelo no coinciden en lo mismo, que se abre un profundo abismo entre realidad y anhelo. JL Coincido en tu apreciación realidad y fantasía se enfrentan en la porfía del humano corazón. Por seguir en la función permíteme preguntarte ¿Cuál es la magia del arte que sensibiiza a todos que nos renueva los modos y que puede liberarte? G Para amar es exigencia que se engendre el sentimiento y crear conocimiento para cultivar la ciencia. Para ganar experiencia la vida hay que cultivar y el aprecio originar por la amistad que comparte; para originar el arte basta crear y crear. JL Si todo es cuestión de fe permite que te pregunte ¿dónde la voz que barrunte o sepa lo que no sé? Yo voy altivo /de pie/ por esta vida prestada y si bien mi carcajada retumba por todo el mundo sé en mi corazón profundo que todo no vale nada... G ¿Dónde la voz? No lo sé, menos qué idioma pronuncia o si lo que dice anuncia la buena nueva que ansié. Pero de que habla, ten fe, no hay cómo cerrar la oreja. En tu verso se refleja la conciencia ultrasensible que considera imposible lo que de Razón se aleja. JL Si callé -por quince días- no fue por debilidad me fui a pesear mi ansiedad al Sur de mis alegrías. A Chile -por las porfías de mi corazón ausente- me fui buscando a la gente que quiero y estimo tanto. Pero vuelto ya -sin llanto- verás que mi sol no miente. G "Verás que mi sol no miente" me has dicho líneas atrás, pues si miente no es veraz ni tu sol si no es caliente. Justo quiero hincar el diente como si fuera un potaje en lo esencial del bagaje que mi profesión me entrega. ¡Dime quién es quien no juega en los juegos del lenguaje! JL No juega /querido amigo/ quien no conoce las normas los secretos y las formas de las que tú eres testigo. No juega el pobre mendigo de la palabra que calla frente a la inmensa muralla de la décima espinela. No juega el que se desvela en tan sencilla batalla. G Discrepo de la noción de tus últimos dos versos: ¿la "inspiración" sin esfuerzos? latidos sin corazón. Mas tal vez tengas razón en los otros comentarios: este juego no es de varios, excluye a la minuslalia, y es tal vez una Farsalia entre orales legionarios. JL El decimar /camarada/ para el varón decimista es como seguir la pista de una flor nunca extraviada. Aquel que no sabe nada por la rima se desvela en la asonancia consuela su pequeñez creadora mientras el Grande desflora los rumbos que sobrevuela. G Tu opinión yo no critico mas ten la expresión veraz: "decimista encontrarás grande, mediano y aun chico". De este modo te grafico la variedad de talentos. No nos hallamos exentos cada quien de su moneda por que retribuirle pueda al Amo con sus intentos. JL Ignoro si es que algún chico se atreva a ser decimista en este oficio el artista requiere ser grande y rico. Como lo pienso lo explico: si para grandes batallas se necesitan murallas enormes y munciones para el son de estas canciones sobran errores y fallas. G En tu décima se ostenta bélica imaginación: una flor sobre un cañón cual los "hippies" del sesenta. Como ando en el metro ochenta no soy "chico", por si acaso, mas para seguir el paso te propongo una inquietud: ¿qué desdichada virtud conduce pronto al fracaso? JL Conduce pronto al fracaso la virtud de imaginar que el hombre pueda volar encima de su fracaso. Cuando se llega al ocaso casi nada nos redime la vergüenza nos exprime se pierde la juventud. ¿Cuál es la inmensa virtud que nos alimenta? Dime. G (Fueron buenas tus razones mas las rimas, deficientes; ¡tus pasos poco silentes te hicieron dar "pisotones"!). La pregunta que propones admite cien mil respuestas, cada una de las testas no entabla un común convenio; mas creo que es el ingenio el "quid" por el que me encuestas. JL ¡Demonios y basiliscos! ¡Malditos sean los cielos! Mis glorias y mis anhelos me despeñan de sus riscos... Haré cien mil obeliscos por cada rima "pisada"... Disfruta tu carcajada mientras te dure y responde ¿qué maravilla se esconde entre la Sombra y la Nada?
[luego de un silencio se reinició esta vez composición a composición] G (Me excuso por la demora que nuestra atención relaja; sabes bien que a quien trabaja la labor quizás atora. Ahora mi verso aflora con finalidad pragmática; luego reanuda la plática que quedara interrumpida... te diré pues, en seguida, contestación automática.) Atiendo tu sugerencia, que me parece oportuna; mas permíteme antes una respuesta a tu contingencia. No es la nada una carencia y es luz oscura la sombra; de tal modo que, aunque asombra un concepto tan barroco, hay entre ambas -no equivoco- lo que el verbo nunca nombra. A LO DIVINO POR TEMA BÍBLICO El Señor dictó a Su siervo Su Buena Nueva y Su Plan. Dijo en nombre de Dios Juan que en el principio era el Verbo. Escribo lo que me dicta alguien que hacerlo no sabe; él puede tener la llave, sabe usarla mi alma invicta. Así es la cosa de estricta para el bueno y el protervo, mas en alquilar el verbo sólo encuentro que es genial la manera en que, cabal, el Señor dictó a su siervo. El joven Evangelista tiene maduro el talento, sus versos de largo aliento muestran lo oculto a la vista. Pero, sin que se resista, Jesús lo convoca a su afán y el adolescente Juan orienta la pluma buena a mostrar en forma amena Su Buena Nueva y Su Plan. Que creer enteramente es la mayor condición para nuestra salvación en nombre del Dios viviente. Que nadie se desaliente por las pruebas que vendrán -¿no pudo acaso en Canaán transformar el agua en vino?- Que es poderoso y divino Dijo en nombre de Dios Juan Que anotara las visiones de los tiempos del final y diera cuenta integral de tantas Revelaciones. Que, firmes los corazones del Resto que aún conservo resistieran ante el Cuervo manteniéndose de pie y aferrándose a la fe que en el principio era el Verbo.
JL Discúlpame la demora los estudios me toparon los compromisos me hastiaron sesenta veces por hora. Si tu cerebro atesora la muy bíblica paciencia podrás gozar la experiencia de este inmenso contrapunto donde respondo y pregunto a tu audacia y a tu ciencia. Permíteme que te diga que la planta que elegiste es cacofónica y triste forzada cruel y mendiga. El fanatismo es la ortiga que envenena los terrenos. Los dioses que son ajenos al lamento de los hombres siempre ignoran nuestros nombres y nunca jamás son buenos. A LO DIVINO POR TEMA BÍBLICO El Señor dictó a Su siervo Su Buena Nueva y Su Plan. Dijo en nombre de Dios Juan que en el principio era el Verbo. Aburrido en su castillo universal sin murallas el Dios de las mil batallas quiso joyas en su anillo. Le pareció tan sencillo crear al buitre y al cuervo que hizo carne con su Verbo y se recreó en el Hombre. "Ningún prodigio te asombre..." el Señor dictó a su siervo. "Que nada vaya a espantarte eres el rey de este mundo antes barro negro inmundo hoy manos de Ciencia y Arte. Gobernarás cada parte de la Tierra y en tu afán encontrarás techo y pan Humano será tu nombre..." Dios reveló al primer hombre su Buena Nueva y su Plan. Pasadas generaciones de perjurios y pecados todos fueron castigados con tormentas y ciclones. Por conjurar las acciones maléficas de Satán Dios y el Espíritu dan a Jesús signo de alianza. "Él es Verbo y Esperanza..." dijo en nombre de Dios Juan Muerto Cristo por la mano traidora de Satanás el mundo perdió el compás y fue sangriento el humano. Mata el hermano al hermano reinan el buitre y el cuervo pero en el pecho conservo el absurdo de esta fe por el hombre que conté que en el principio era el Verbo.
G Esa deidad que refieres en tu herética espinela causa inquietud, desconsuela y espanta a todos los seres. Satisface sus placeres, ostenta su rostro frío y ante el menor desafío encadena a un Prometeo. Es pagana, a lo que veo, y no concede albedrío. No... mi Dios es el de Juan, el que es amor, luz y vida, el que, hierro, no se oxida ni se pudre, siendo pan. Mis pensamientos están con frecuencia de él lejanos mas al encontrar tiranos en la senda tosca y bruna, confío sin duda alguna en aferrarme a sus manos. A LO HUMANO Un jardinero de amor siembra una flor y se va otro viene y la cultiva de cuál de los dos será. (Tradicional) Poco ayuda el entusiasmo sin el tesón al proyecto, nunca se cumple el trayecto y se queda siempre pasmo. Hasta se hunde en el marasmo la iniciativa mejor, la más inspirada flor temprano queda marchita si no la acoge en su cuita un jardinero de amor. El afamado Tenorio burla, burla y no se aburre, tanta ciencia se le escurre a Fausto, sabio notorio. En incansable jolgorio el atleta correrá y a cada salto que da evade y no se detiene, con la prisa con que viene siembra una flor y se va. Y no obstante, la flor prende por el trabajo prolijo y reemplaza en modo fijo a aquel que se desentiende. El entusiasta pretende, el perseverante aviva, éste se mantiene arriba, el otro pierde el impulso. Deja la flor por insulso, otro viene y la cultiva. Es posible y es normal que pronto estalle el conflicto entre el autor en estricto y el de conducta cabal. Es posible, en modo igual, que no haya combate ya, cada quien evaluará lo que puso de su parte y queda cual tema aparte de cuál de los dos será. Estrambote: Lo dicho se aplica a todo, por supuesto a la espinela, tradición en nuestra escuela es la glosa al propio modo. Tal como si fuera un codo planta de uno apoyo da al desarrollo que va entretejiendo un segundo... Este producto fecundo ¿de cuál de los dos será? Groffer 12 de enero de 1999
JL A LO HUMANO Un jardinero de amor siembra una flor y se va otro viene y la cultiva de cuál de los dos será. (Tradicional) A tan bella criatura el padre lleva en sus brazos que destruir esos lazos pareciera una locura. Por la niña la ternura bulle en el docto señor y tanto mima esa flor que maravillosa crece que más que padre parece un jardinero de amor. Otro mira desde lejos cómo la bella ilumina con su magia repentina la sombra de los espejos. El mayor entre los viejos de sus amigos le da este consejo. "No está la niña para regalo. Sólo un jardinero malo planta una flor y se va." Sin embargo no repara en el consejo y dispone ser mañana el que aprisione en su jardín flor tan rara. Alista su mejor cara con pose gallarda altiva y las pasiones aviva en la piel de la doncella. Uno siembra flor de estrella otro viene y la cultiva. El padre lucha y resiste las embestidas del otro pero al relincho del potro la Amazona se desviste. Gavilán que come alpiste en jaulas terminará... La hermosura siempre está hasta que falta a la cita... Y esa pobre flor marchita de cuál de los dos será Estrambote Así también el poema ignora quién es su dueño quien lo forjara en un sueño o quien diciéndolo quema. Así un inmenso dilema embarga a la Poesía. ¿Quién vencerá en la porfía? El que utiliza este verso o el que alumbra el universo con su infinita armonía. José Luis enero de 1999
G Los palos, aun siendo palos, tienen su separación, unos sirven para cruces, otros para hacer carbón. (Martín Colchado, levemente modificado) Un dado me otorga el as, número que tanto ansío; el otro se muestra impío con tres puntos en su faz. Hilos gruesos palparás pero también de los ralos; buenos, mediocres y malos, sanos o con orificio, se distinguen en su oficio los palos, aun siendo palos. Cinco dígitos en serie, uno se opone a los cuatro; luces son, mas las del teatro no son las de la intemperie. Aunque el destino miserie con idéntico espolón a los de igual condición y similares esfuerzos, los trayectos son diversos, tienen su separación. Tantos ilustres helenos tras la lid, son infelices; tan sólo el astuto Ulises pone a la guadaña frenos. Doce son vástagos buenos de Jacob; sólo las luces de José, puesto de bruces por sus hermanos, destaca. Mientras otros son estaca, unos sirven para cruces. A veces, por puro azar; otras, por sus condiciones; o por recomendaciones o por capricho del zar. La elección no va a esperar de los hombres decisión y les asigna función por la cual no se reclama: unos para ser la llama, otros para hacer carbón.
JL Los palos, aun siendo palos, tienen su separación, unos sirven para cruces, otros para hacer carbón. (Martín Colchado, levemente modificado) La vida es como una escuela exigente y lapidaria el golpe es la lección diaria y el tiempo enseñando vuela. Cuando quema la candela y se envanecen los malos pueden parecer regalos los maltratos del espejo. Siempre dan un buen consejo los palos aun siendo palos. Así te enseña la vida que existen santos y ruines hombres serios y arlequines hambre pan bálsamo herida. Existe el pobre suicida que no aprendió la lección y el hombre de corazón y el malvado sin entrañas Todos -hasta las arañas- tienen su separación. Unos son para el coraje otros para el intelecto nunca falta el hombre recto digno de fe y homenaje. Bajo el inmenso paisaje de las sombras y las luces hay gorriones y avetruces inviernos y primaveras. Si otros sirven para hogueras unos sirven para cruces. Así aprendemos de todo en esta universidad la mentira y la verdad la arcilla noble y el lodo. Somos hacheros al modo de esa antigua vocación la madera con pasión cortamos de sus entrañas unos para hacer cabañas otros para hacer carbón.
G A LO DIVINO ANTIGUO TESTAMENTO LA TORRE DE BABEL Era un único Lenguaje, reinaba la comprensión, la ambición del ser humano produjo la Confusión. Refiere el Libro Sagrado que el Hombre, casi al comienzo, mantenía el trato intenso y el espíritu acordado. Negociaba con agrado, compartía su bagaje y no confería ultraje al Pequeño o Desvalido; era el Verbo conocido, era un único Lenguaje. La Sierpe, que no descansa, en los ánimos se inserta, poquito a poco despierta mal anhelo en su asechanza. Juzgó el Hombre en su balanza hacer de sí ostentación y emprendió la construcción de un empinado edificio. El Plan era muy propicio: reinaba la comprensión. El Altísimo advirtió de su Criatura el anhelo y en el elevado Cielo en reprimirlo pensó. Durante la noche actuó; al despertar, muy temprano, nadie entendía a su hermano ni a los demás constructores; requería traductores la ambición del ser humano. De nada sirvieron gestos, pantomimas y otras señas; anduvieron a las greñas los hombres más deshonestos. Contrariados y molestos, tras iracundia y pasión, cada cual a su rincón se fue con su lengua ignota; nuestra soberbia que brota produjo la Confusión. Estrambote Es gusto por el vocablo el que habemos los lingüistas y mentes diestras y listas por el modo en el que fablo. Muy agudo es su venablo de verbo preciso fecho, fermoso, rico, derecho, y sustento en la razón... te expreso mi profesión de la que estoy satisfecho.
JL A LO DIVINO ANTIGUO TESTAMENTO LA TORRE DE BABEL Era un único Lenguaje, reinaba la comprensión, la ambición del ser humano produjo la Confusión. Al comienzo de las cosas -al este del Paraíso- era el mayor compromiso del hombre cultivar rosas. Infinitas mariposas alumbraban el paisaje y como eterno homenaje a las fuentes del Amor en los hombres el honor era un único Lenguaje. Todo el mundo compartía los productos de la tierra ignorando que la guerra entre los Dioses vivía. Inmensa la luz del día convocaba la pasión y desbordando ilusión los hombres eran hermanos porque en los seres humanos reinaba la comprensión. Así soñando el camino el futuro y el mañana suena triunfal la campana para enfrentar al Destino. En el alcázar divino ve Dios cómo el hombre ufano sueña dejar el pantano de la tierra por el cielo y abortó lleno de celo la ambición del ser humano. Temeroso de la audacia de la gente dijo Dios: "Soy único nunca dos gobernarán con mi gracia". Así empezó la desgracia de la humana condición. Mil lenguas y el corazón de fiera puso en el hombre y en su arrogancia sin nombre produjo la Confusión.
G Reloj, no marques las horas porque voy a enloquecer. Ella se irá para siempre cuando amanezca otra vez. (Bolero, creo que de Cantoral) Tápame la cara, tapa este rostro tan horrendo... que me tengas miedo entiendo por la infección que me atrapa. Ya la vida se me escapa como las aves canoras que emprenden vuelo, traidoras y al clepsidra del olvido le dicen, dejando el nido: reloj, no marques las horas. Comprueba mi deterioro en mi hedor a podredumbre, apaga esa tenue lumbre en mi perfil incoloro. Dime por qué me perforo las retinas para ver, dónde se mudó el placer cuándo me invadió el dolor, responde pronto, mi amor, porque voy a enloquecer. ¡Échame agua, me quemo! en fiebre encendido grito, desde adentro me derrito envuelto en calor extremo. A estas alturas, no temo si no es llegar a diciembre; no resiste mi curtiembre una vida prolongada, si se nubla mi mirada ella se irá para siempre Prepara ya mi mortaja, no me quedan sino instantes, tu llanto pido que aguantes hasta que duerma en mi caja. Esta noche mi alma viaja a encontrarse con su Juez . . . quizás sea Su interés que vuelva de mis despojos y pronto brillen mis ojos cuando amanezca otra vez.
JL Reloj, detén tu camino porque mi vida se acaba. Ella es la estrella que alumbra mi ser yo sin su amor no soy nada. (Bolero, creo que de Cantoral) Viejo amigo -compañero desde el tiempo en que nací- te pido: detén por mí la sed de tu minutero. Por el cariño sincero que compartimos -con tino- ruego que tu cruel destino de Inevitable sostengas. Cuando a visitarme vengas -Reloj- detén tu camino. No me arrebates la suerte que me queda entre sus brazos. Si tú avanzas nuestros lazos se romperán con la Muerte. Tu tiempo golpea fuerte en mis entrañas se graba y no quedan en mi aljaba más flechas para Cupido. ¡No avances más! Te lo pido porque mi vida se acaba. Ella se irá con la aurora al despuntar la mañana cuando al tocar tu campana traigas la ausencia sin hora. Te diera por tu demora mi futuro y mi poder te enseñara mi saber y perdiera mi decoro. En doce sílabas lloro: Ella es la estrella que alumbra mi ser Insisto. Pídeme el mundo. Pide que incendie la Vida. Pide que marque una herida en mi ser cada segundo. Pide que habite lo inmundo que entregue mi carcajada. Pide que rompa mi espada y que me pierda en el lodo que si con Ella soy todo yo sin su amor no soy nada.
GLOSA Quisiera darme la muerte porque a los muertos envidio, pero me espanta el suicidio porque morir es no verte. Antonio Plaza Cuando me tienta el cobarde cuando se yergue el perverso cuando no tengo ni un verso para amanecer mi tarde. Cuando el alma quema y arde por la ruina de perderte cuando te llevas mi suerte y duermes en otros brazos quisiera hacerme pedazos quisiera darme la muerte. Terminar la mascarada de la vida de una vez ser el verdugo y el juez y el portero de la nada. Llevo turbia la mirada siento en el pecho un fastidio todo mi cuerpo es presidio donde habita la amargura y me rompo de locura porque a los muertos envidio. Sin embargo no disparo mi fúsil ni mi escopeta y estando sobre la meta me detengo y sobreparo. En mi existencia reparo contra el pesimismo lidio y combato el homicidio y detengo mi partida porque no quiero la vida pero me espanta el suicidio No quiero vida sin ti no quiero nada en tu ausencia no quiero ni la existencia cuando estás lejos de mí. Si nunca más el rubí de tus ojos me hará fuerte puedo soñar con tenerte y hacer del sueño un motivo. Necesito seguir vivo porque morir es no verte. José Luis Mejía Lima, 24 de agosto de 1998
G ... [Groffer no respondió y quedó trunco el contrapunto]