Ir a: [ contacto ] [ libros ] [ inéditos ] [ crónicas ] [ blogs ]
Ir a: [ contrapuntos ] [ cartas a gonzalo ] [ coplas a san marcos ]

QUINTO "CONTRAPUNTO ENTRE DOS GALLOS" (1998)



R
Cómo estás Pepe Mejía
hoy te saludo contento
pero no sé lo qué siento
con tanta tecnología.
Cualquier otro nos diría
que ha cambiado nuestra esencia
y en verdad esta experiencia
no resulta tan atroz:
porque no cambia la voz
sino la correspondencia.

JL
Vaya qué es una alegría
saber que sigues cantando...
y por defender mi bando
te van mis versos hoy día.
Yo soy José Luis Mejía
tú eres Renato Cisneros.
Virtuales o verdaderos
no se muda nuestra esencia
y una cuarta competencia
darán estos gallos fieros.

R
Tengo el ánimo y las ganas 
de continuar en la brecha,
pero también la sospecha
de ver por dónde te afanas.
Te cuento que en dos semanas
abandono los salones
y si no hay complicaciones
nos podríamos juntar
para entonces trabajar
nuestras próximas canciones.

JL
No gastes fuerzas /Renato/
hablándome de futuros
con versos pobres y oscuros
/torpes/ por salir del rato.
Inicia pues tu alegato
mostrándote inteligente
y con la fe del creyente
/que nombras/ para ufanarte
demuéstrame que sí hay arte
en tu décima elocuente.

R
Si me doy por aludido
es por darle paso al arte,
ya comienzo a regalarte
la décima que has pedido.
Contigo siempre he cumplido 
porque tengo voluntad
sé que tu sinceridad
es grande cuando se aplica.
Dime pues qué significa
para ti, nuestra amistad.

JL
Nuestra amistad /compañero/
es oasis que en la arena
da vida a una flor tan buena
que es la sombra del viajero.
Es infinito lucero
es fiesta y algarabía
es fulgor de medio día
es compromiso y alianza
con que Cisneros avanza
siempre al lado de Mejía.

R
Tú sabes de mis asuntos
y yo conozco tu modo
por eso a pesar de todo
seguimos cantando juntos.
Millones de contrapuntos
nos quedan por defender
pero [hoy] quisiera saber
por qué todo se te olvida
cuando encuentras en la vida
las manos de una mujer.

JL
Una mujer y sus dedos
me devuelven a la vida
curan la más triste herida
y me seducen los miedos.
En los infinitos ruedos
donde la sangre he perdido
nunca encontró mi latido
una razón más honrada
que la infinita mirada
de una mujer y su nido.

R
Con tus canciones compruebo
el rumbo por el que voy
es poco lo que te doy
y mucho lo que te debo.
Si de tu vaso yo bebo
las palabras que aprendí
si encuentro tanto de ti
en los mapas de mi día
confiésame ¿qué podría
haberte enseñado a ti?

JL
Me enseñaste la paciencia
la devoción y la fe
a seguir terco y de pie
con obstinada insistencia.
Cada instante la docencia
de tus afectos sinceros
me instruye en los verdaderos
caminos de la amistad
voz de sangre y de verdad
entre Mejía y Cisneros.

R
El talento y la emoción
que damos a cada lance
¿tú crees que nos alcance
para la improvisación?
No te da la sensación
de que mi voz no está lista
que a pesar de ser artista 
aún me falta rapidez,
te lo pregunto otra vez
¿puedo ser ya repentista?

JL
Mal pudiera decir yo
-que grito ser tu maestro-
"el tal Renato no es diestro
José Luis se equivocó".
Si fui el primero que vio
tus virtudes en conjunto
/si eres quien eres/ pregunto:
¿Con tu estirpe y tu pasado
no hay un verso improvisado
para hacerme el contrapunto?


R
Mi pasado me sostiene 
y nada me asustará
si el verso nunca se va
se hace fuerte cuando viene.
Yo sé que tu canto tiene
un verso siempre preciso
pero asumo el compromiso
de cumplir con el asunto,
voy a hacerte el contrapunto
aunque sea.. de improviso. 

JL
Si dejaste el cacareo
y te aprestas al combate
recuerda que no hay empate
en la luchas que peleo.
Que eres bueno /ya lo creo/
eres diestro en el amor
elegante y buen cantor
que seduce la inocencia
pero yo soy la experiencia
/y entre todos/ el mejor.

R
¿Por qué tanta vanidad?
¿Por qué tanta rosa al viento? 
¿De qué te sirve el talento
si te falta la humildad?
Si eres cantor de verdad
quítale orgullo a tu fe
porque el ojo sólo ve
cuando se callan los labios,
no te olvides que los sabios
también dijeron no sé.


JL
Vienes bajando del cerro
de tus miedos /degollando/
sacas el arma cortando
como enseña Martín Fierro.
Ya que sonó tu cencerro
/novillo de sangre noble/
saludaré con redoble
/de tambor/ tu valentía.
Tines razón...  No hay valía
en la arrogancia del roble.

R
A pesar que reconoces
las colinas de tu ego
me pregunto ¿cuándo el fuego
le quitó fuego a sus voces?
Tus gargantas son feroces
veintinueve años atrás
y la arrogancia jamás
te dejará ser valiente,
aunque tu verso lo intente
sabes bien que no podrás.

JL
Nunca negué mi arrogancia
/y para cambiar ya es tarde/
pero jamás fui cobarde
en ninguna circunstancia.
Si tu infantil petulancia
le prende fuego a mi fuego
verás hasta dónde llego
cuando me buscan en guerra
y acabarás en la tierra
cojo /manco/ mudo y ciego.

R
He comprobado al instante
que a tu voz le falta raza
y en tu boca una amenaza
resulta ser hilarante.
Disculpa que no me espante
pero lejos de temerte
aquí estoy para vencerte
con la voz de mi caudal: 
firme y recio hasta el final
recio y firme hasta la muerte.

JL
Es cobarde tu insolencia
es inmunda tu arrogancia
/tu estúpida petulancia/
tu pequeña impertinencia.
Hoy sabrás de la insolvencia
de tus palabras Cisneros...
Hoy mis cantos verdaderos
te retan -si es que eres hombre-
a que pronuncies el nombre
del Justo entre justicieros.

R
Cuando reina la malicia
cuando llora nuestra esencia
cuando todo es diferencia
¿Cómo hablar de la justica?
Mi canto es una caricia
que responde con esmero 
se ha vaciado tu florero 
se te ha quemado el arbusto
no es justo que hables del justo
como hablas del justiciero.

JL
El Justo /si eres creyente/
es el Dios de tus abuelos
pero te ignoran los cielos
y te traiciona la mente.
Concuerdo absolutamente:
de maldad toda está inmundo.
Pero tómate un segundo
y responde con belleza
¿Dónde florece y empieza
la justicia de este mundo?

R
Como dijo Salomón:
/entre los justos el rey/ 
de nada sirve la ley
si no hay detrás una acción.
Lo digo con convicción
porque nada me abandona
sólo es justa la persona
que ante el rigor no se intriga
si hay que castigar, castiga
y si hay que hacerlo, perdona.

JL
Es la Muerte la justicia
de este mundo /compañero/ 
no la seduce el dinero
ni el poder ni la codicia.
Ella es la exacta noticia
que a todo el genero humano
le anuncia que el juez-gusano
sentenciará nuestra suerte.
Si la justicia es la Muerte
¿qué es esta Vida /cristiano/?

R
La vida no es un problema 
para ponerse tan serio
es un antiguo misterio
que todavía nos quema.
La vida siempre es un tema
que nos desafía y nos
pregunta si somos dos
poetas de tristes voces.
Ya no me hables de tus Dioses
háblame sólo de Dios

JL
¡Qué verso más disonante!
¡Qué insolente porquería!
Cuando la sílaba "ía"
va al medio es burda asonante.
Tu Dios es falso y distante
mis Dioses son verdaderos.
Así prepara tus fueros...
¿Qué siente por su Nación
el hijo del corazón
del gran General Cisneros?

R
No hay errores insolentes
las fallas nunca sofocan 
ya ves tú que se equivocan
también los inteligentes.
Dices que soy/ y no mientes/
hijo de un hombre derecho,
la Nación sólo es el techo
donde el honor se recrea
porque la patria flamea
en la baranda del pecho.

JL
Mi patria es la humanidad
mi nación es este mundo
/herencia de Segismundo/
mi sueño es la realidad.
Es una barbaridad
el chauvinismo patriota
sólo convence al idiota
al fanático /al traidor/
al que corrompe el amor
con rencores /gota a gota/.

R
"Amas a la humanidad
con un cariño sin precio"
pero le guardas desprecio 
al que no es de la ciudad.
Con esa mediocridad
prefiero no amar al mundo
mi patriotismo es profundo
mi lealtad se enarbola 
mi bandera es una sola
y eso nunca lo confundo.

JL 
Mi bandera es paño blanco 
que a todo el mundo cobija. 
No hay palabra que me aflija 
llegada de tu barranco. 
Perdona si te desbanco 
pero me juzgas /y mal/ 
amo al hombre universal 
honrado y comprometido 
tenga en el campo su nido 
o venga del arrabal.

R 
Si renuncias al abrigo
de la tierra en que nací
¿qué puedo esperar de ti
como hombre y como amigo?
Porque te escucho te digo
lo que aprendí bien temprano,
que no te tiemble la mano 
cuando mi verso se aplica
y dime ¿qué significa
/para ti /ser buen peruano?


JL
Dos colores /blanco y rojo/
en un trapo /no son nada/
o son la vil mascarada
de la víbora y el piojo.
Porque soy libre y escojo
repudio la enesmitad
que entre hermanos de verdad
fomenta el imperialismo.
Repito con optimismo:
¡Mi Patria es la Humanidad!

R
Banco y rojo son la esencia
de una nación encantada
son la sangre derramada
por lograr la independencia.
Existe la diferencia
no hay dos naciones iguales
no me importa que me avales
pero te digo /y escucha/
nunca desprecies la lucha
de los héroes nacionales.

JL
Porque somos diferentes
es que somos tan iguales
eternos pero mortales
honrados pero indecentes.
Entre las guerras pendientes
que nos guarda el Universo
no hay patriota ni converso
ni estandartes ni banderas
sólo existen las fronteras
entre el bueno y el perverso.

R
Contigo mi verso puede
responder cualquier entrega:
el perverso es el que niega,
el bueno es el que concede. 
Prefiero que el tema quede
suspendido y no cerrado
prefiero estar enterado
¿cómo hiciste por favor? 
para ser un escritor
con diploma de abogado.

JL
El Arte es algo que viene
en la sangre y en las venas
Señor de Glorias y Penas
que ningún hombre detiene.
¿Hacer lo que me conviene
o hacer lo que enciende el día?
Con poca sabiduría
contesté lo preguntado:
Mi oficio es ser abogado.
Mi vida la Poesía.

R
Mi respuesta ya se alista
pues responder es mi meta
por herencia soy poeta
por vocación, periodista.
Aunque soy corto de vista
alcanzo a ver que no hay muro
que nos divida / y te juro
que no habrá quien nos alcance
y brindo porque este lance
siga raudo hasta el futuro.

JL
Brindo por todas las bellas
que iluminaron mis días
por todas las alegrías
las herencias y las huellas.
Brindo por tanta doncellas
que olvidaron su virtud
brindo por la ingratitud
de las mujeres que amé
brindo por tu inmensa fe
y por ti digo ¡Salud!

R
Soy el silencio que canta
soy las playas si están rotas
tengo en el pecho gaviotas
y peces en la garganta.
Si tu copa se levanta
el saludo es bienvenido
y en este instante te pido
que elijas /en pensamiento/
el más hermoso momento
de todos los que has vivido.

JL
Elegir sólo un momento
de los muchos que he vivido
fuera describir el nido
a partir de un filamento.
Traigo /desde el nacimiento/
una familia de pie
tan digna como la fe
/en la paz/ que me inculcaron
la mujeres que me amaron
y las mujeres que amé.

R
Si me deja la conciencia 
seleccionar un momento
elegiría contento
mis años de adolescencia.
Cuando toda mi existencia
era cómoda y holgada
cuando sólo una mirada
me devolvía la gloria.
Años que hicieron historia
y que ahora no son nada.

JL
Yo elijo para contar
el amor que no he vivido
libre de pena y olvido
profundo como la mar.
Elijo el oscuro Altar
donde entregaré mis días
mis triunfos /mis agonías/
y el sueño jamás logrado
de un amor enamorado
de infinitas alegrías.

R
He agotado mis intentos
de elegir y no resulta
porque la vida se oculta
entre miles de momentos.
Prefiero ponerle acentos
a otro tema sin espina,
¿Es verdad que hasta la ruina
que hasta el dolor más punzante
desaparece al instante
cuando nace una sobrina?

JL
Cuando la noche caía
con su negrura de luto
miramos el dulce fruto
herencia de los Mejía.
Ella es la fuerza del día
que tanta muerte consuela
jilguero hermoso que vuela
sobre arenas y pantanos.
Lleva el futuro en sus manos
mi sobrina Micaela

R
Para nosotros Adriana
ha renovando la herencia
y con toda su existencia
deja abierta una ventana.
Desde el vientre de mi hermana
cada minuto y segundo
anunciaba su profundo 
entusiasmo por nacer 
y un día al atardecer
Adriana llegó a este mundo.

JL
...  [hasta acá llegó el contrapunto y quedó trunco]

Volver al comienzo