Ir a: [ virtuales ] [ impresas ] [ luciérnaga ] [ cadelpo ]


PEBdE, Número UNO, abril 1993

La cita, "Cartas a un joven poeta" RAINER-MARIA RILKE
ATENCION
José Luis Mejía (Lima, 1969)
BARRERAS
XXIII
CAZA
Ricardo Ayllón (Chimbote, 1969)
AL SOÑADOR
PRIMER Y ULTIMO INTENTO
EL UNICO (fragmento)




No examinaré sus poesías, porque siempre fui poco amigo de cualquier intención crítica. Para penetrar una obra de arte, no hay nada peor que las palabras de la crítica. (...) Una obra de arte es buena cuando nace por necesidad:es la naturaleza de su origen la que la juzga. Por esto, mi apreciado señor, apenas me es posible darle el siguiente consejo: indague en sí mismo y sondee las profundidades por donde corre su vida...

"Cartas a un joven poeta"
RAINER-MARIA RILKE



Volver al índice







ATENCION

Uno empieza a escribir como por juego, de repente uno se da cuenta que este juego se ha vuelto peligroso y nos lleva a terrenos que jamás soñamos. Al comienzo, nada de lo escrito tiene valor; sistemáticamente, incitados por nuestra crítica, se destruyen hojas de hojas para esconderlas de los demás. Luego, la crítica personal, la más ácida de todas, termina relajándose... entonces, sólo entonces, se siente la necesidad brutal de mostrarse al mundo.

Nada ofrecemos, solamente dejamos de lo que tenemos para quien quiera tomarlo; su opinión nos importa, ciertamente, pero antes que nada está nuestra terca voluntad de escribir, lo confesamos...


Volver al índice







José Luis Mejía Huamán (Lima, 1969)

Estudió en el Colegio "Carmelitas" de Miraflores; acaba de egresar de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Marcos. Tiene ocho poemarios inéditos, entre ellos, "Todo lo que tengo", "Corazón Coraza", "A Don Nico Santa Cruz" y "Sonetería".

BARRERAS
a Mahgra Bisbal

Cómo decir que empieza a derrotarme
rompiendo las barreras que le impuse
una a una las puertas va quebrando
y quebrando candados y cadenas
derrotando la guardia que le envío
dispuesta a darle fin violentamente
amansando a mis más fieros mastines
los monstruos que he crado no la asustan   
no hay motivo o razón que la convenza
para dar marcha atrás   para volverse
le digo que se cuide de perderse
que no hay camino para el regreso
y que deje por fin esta aventura
esta locura de seguir andando
senderos que a ningún lado conducen.

No puedo detenerla   ya ha pasado
mis viejas barricadas de egoísmo
mis caminos minados de soberbia
los valles arrasados por mi orgullo.

No puedo detenerla   ha derrotado
a la guardia más fuerte que tenía
sus ojos han vencido a mis soldados
y empieza nuevamente mi agonía.


XXIII

Nadie tiene compasión
y nadie tiene piedad
porque se llama Maldad
la novia del corazón.


CAZA

Estoy cansado de cansarme tanto
el tiempo me ha robado la firmeza
en dejarse vencer nunca hay grandeza
ni hay grandeza   tampoco    en su nuestro llanto.

Los años me han robado la fiereza
me han robado la fuerza y la constancia
me han robado el orgullo y la arrogancia
mis ganas de ganar y mi destreza.

He creído creer que es elegancia
soportar silencioso las heridas
y he visto mis quimeras destruidas
en nombre de la muerte y la ignorancia.

Están todas mis naves ya perdidas
están todos mis bosques arrasados
están todos mis sueños destrozados
están todas mis penas encendidas.

Están ya mis amigos alejados
se fueron con el viento en la mañana
se fueron como inmensa caravana
se fueron recelosos y espantados.

Como una fuente mi tristeza mana
!qué lejos me parece mi alegría!
ya no queda en el mundo melodía
y la muerte ya doble su campana.

Pero voy a vencer esta agonía
voy a mostrarme digno de mi raza
!empiecen enemigos vuestra caza!
porque ahora mismo empezará la mía...



Volver al índice







Ricardo Alfredo Ayllón Cabrejos (Chimbote, 1969)

Estudió en el colegio "Inmaculada de la Merced " de Chimbote; acaba de egresar de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Marcos. Obtuvo el Primer Puesto en el II concurso de Poesía organizado por el INC de la Provincia de Santa, Chimbote, en 1992.

AL SOÑADOR

Fuera, a la vida, el tiempo es más real,
la materia no es impalpable,
ni los sonidos inútiles.

Fuera, la piedra dura duele además de ser,
los horizontes hablan, no se dictan,
los amores no aparecen narrados.

Los sentidos insultados son la diferencia,
la barrera,
este, que dormita insultándolos,
la construye;
que vegeta 
meciéndose en manoseadas imaginaciones.

Este, dentro, morirá estéril
las experiencias asistirán a su funeral asquedas.


PRIMER Y ULTIMO INTENTO

...dénme un lápiz,
manos,
rápido!,
que las aves huyen de mis sentidos
que su luz, bajísima, amenaza.

Estoy dando la pauta
en nombre de mi voz
pero, ronco, cajón vacío mi pecho,
truena solamente,
graves, veo unos oídos, 
desprenderse.

Dénme,
la batuta,
el honor de los últimos días
!!conciencia que tú puedes¡¡,
dénme mi salvación suya.

La frente en que hallan mi nombre
habla,
no cae,
se sostiene,
se sostiene para todos.
(...deliberan los hombres,
sobrevolándome,
unos conmigo,
otros zutanos y crueles;
convergen en mi dolor
-soy ese ser, otro que lamenta los días-
y dejan caer sus apreciaciones,
su tentativa de tomarme en cuenta).


EL UNICO (fragmento)

Tú eres el único enamorado, poeta,
de la sabiduría, 
de la búsqueda,
de las salidas.

Nadie como tú para detenerse a sufrir lo de todos
para amar más que nadie,
para pensar lo impensado.

Tú eres el único, poeta,
tú el único enamorado,
el único sabio.


Volver al índice