Ir a: [ virtuales ] [ impresas ] [ luciérnaga ] [ cadelpo ]


PEBdE, Número DOS, junio 1993

La cita, PABLO NERUDA en su discurso al recibir el Premio Nobel
ATENCION
Nimia Costas Nebrija (Lima, 1974)
HUBIESE SIDO MEJOR
ELEGIA LAMENTABLE
José Luis Mejía (Lima, 1969)
TANTO TANTO
CUANDO LLEGUE LA MELANCOLIA





Yo no aprendí en los libros ninguna receta para la composición de un poema; y no dejaré impreso a mi vez ni siquiera un consejo, modo o estilo para que los nuevos poetas reciban de mí alguna gota de mi supuesta sabiduría...

PABLO NERUDA
En su discurso al recibir el Premio Nobel


Volver al índice






ATENCION

Insistir, allí reside la esencia del progreso. En la historia son innumerables los ejemplos de victorias obtenidas a fuerza de empuje, de perseverancia, de terquedad...

Creemos en este proyecto como una forma de impulsar y promover la poesía; creemos en nosotros y nos empeñamos en darnoe a conocer; nos sometemos al público y a la crítica; entendemos que es la única manera que tenemos de romper el cascarón e iniciarnos en el difícil camino de la creación literaria; superamos cada obstáculo que se presenta; avanzamos...


Volver al índice







Nimia Costas Nebrija (Lima, 1974)

Actualmente curso el quinto año de Derecho en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. En 1992, obtuvo el primer lugar en el concurso de poesí organizado por la Municipalidad de San Juan de Miraflores.

HUBIESE SIDO MEJOR

Hubiese sido mejor que escarbara en tus ojos hasta morirme,
y que enterraras mi alma en tus pupilas de fuego,
antes que bajar la mirada y retorcer el corazón.

Quise ser un trocito de barro para estar en tu manos,
para que jugaras conmigo a moldear tu destino.
Hubiese sido un trozo de crepúsculo
para que me hirieran tus ojos,
para que tu alma dejara su nostalgia en la mía.

Pero me venció la aurora y no supe ocultarte,
por qué tuvo que ser todo tan triste,
por qué tenía mi alma que aferrarse a ti...

Ahora mi vida es un puñado de arena, un corazón de arena
que se deshace de a pocos en el tiempo de tu olvido...



ELEGIA LAMENTABLE

Las estaciones perdidas, las cucarachas solitarias,
ellas se quedan conmigo.
Una danza antigua te espera en el aire,
y se levanta sobre el polvo de algún rito olvidado.
Toda cae..., sólo un poeta loco se ha abrazado a sus sueños...

No es el sol, ni el mar, ni el hombre,
es un niño triste el que me ve desde tus ojos;
ni es tu voz de molinos la que me habla,
es el sonido errante de tus trenes solitarios.

Tu nombre suena a grito...
a corazón que espera en un puerto abandobado;
tu nombre es azul, y negro, y escarlata,
y deja un canto leve de armónica en el alma...

Te has dado cuenta cómo caen los geranios,
 cómo cae la lluvia en esta tarde de ceniza,
hay un once solitario que te espera con su enigma,
y un cisne va cantando en la tristeza nocturna.

He buscado mi respuesta en las estrellas más altas,
pero Hesionde me ha dicho que no sabe responderla,
mi respuesta está en tus ojos, en tus cabellos largos,
en tu ser vagabundo que se escapa del tiempo.

Te has dado cuenta cómo caen las mañanas...
cómo caen las veredas,
cómo todo va cayendo...
no sabes, amigo, que casi nada se queda,
sólo un canto de guerra en mi corazón blasfemo,
y la huella increíble que dejaste en la tarde...

"Escuche una voz, a lo lejos, que me espera,
y la voz del corazón me ha pedido que me vaya..."

Llanto del Cielo



Volver al índice







JOSE LUIS MEJIA

TANTO TANTO

Ha pasado tanto tiempo
tanta vida
tanto tanto
tanta pena
tanto llanto
tantas aguas bajo el puente
tanta gente
tanta risa
ha pasado tan de prisa
tan de simple tan de largo
tan amargo tan de triste
ha pasado sin vestirse
sin enojos sin antojos
sin pensarlo ni siquiera
sin tomarlo
sin dejarlo
sin volverse primavera
sin morir a la primera
sin vivir completamente
ha pasado de repente
sin mayores aspavientos
como un cuento
como alguna poesía
que algún día te escribiera
como el río en la ribera
como la mar en la playa
como la bomba que estalla
sin mejores consecuencias
sin licencia
sin permiso
ha pasado sin aviso
sin dejarnos ni un recado
sin pecado
sin virtudes
sin quedar más inquietudes
que las mínimas precisas
sin premisas
sin razones
sin prisiones
sin rincones escondidos
ha llegado 
y ha partido
ha pasado
y no ha pasado.


CUANDO LLEGUE LA MELANCOLIA
"Defender la alegría como una trinchera..."
MARIO BENEDETTI

No le des ni un rincón a la tristeza
mata la pena de recién nacida
expulsa los dolores de tu vida
combate las angustias con firmeza.

Yo sé cómo es la pena y cuánto pesa
y cómo es de arrogante y atrevida
cómo nos copa sin dejar cabida
cómo nos prueba temple y entereza.

Es en esos momentos de quebranto
cuando es más necesaria la energía
cuando el coraje vale más que el llanto.

Que cuando llegue la melancolía
te encuentre armada de esperanza y canto
atrincherada siempre en tu alegría.

Volver al índice