Ir a: [ virtuales ] [ impresas ] [ luciérnaga ] [ cadelpo ]


PEBdE, Número TREINTA, abril-junio 1996

La cita, NICOMEDES SANTA CRUZ "El Canto del Pueblo"
ATENCION
LOS DECIMISTAS PERUANOS.
Muestra por César Huapaya Amado
Pedro Genaro Delgado Mago (Lima, 1870-1957)
DECIMAS SUELTAS DE BUEN HUMOR
-Consejos a un médico cazador
-De confianza
-Por ahorro
-El guitarrero
-El pintor y la Luna
Marino Mendoza Yaya (Bujama, 1902-1977)
ESTABA EL CUATRO Y EL TRES
Juan Leiva Zambrano (Zaña, 1905-1979)
LAS ARAÑAS PONZOÑOSAS
Eduardo Román Thomson (Callao, 1905-1964)
MI CANTO
Orlando González, "Manolando" (Ferreñafe, 1920-1991)
EL GAÑAN
Saúl Moisés Anchante Bailón (Ica, 1940)
ELGA TORRICO
Angel Fernando Barrionuevo (Lima, 1946)
LA LECCION DE LA FRAZADA
Antonio Cavero Tirado (Laredo, 1926)
DECIMAS DEL ENAMORADO
Antonio Escobar Mendívez (Jequetepeque, 1944)
EN MEDIO DE LA ORFANDAD
Manuel Abraham Ganoza (Rimac - Lima, 1944)
PIE FORZADO Y CONTRAPUNTO
César Huapaya Amado (Lima, 1950)
PACHAMAMA, TIERRA MIA
Martín Lozada Vásquez (Chiclayo, 1935)
LA BODA
José Luis Mejía (Lima, 1969)
DE ESTA TIERRA
Walter Muñoz Vega (Trujillo, 1934)
EL QUE MAS SABE
Blanca Nava de Venturi (Sayán, 1925)
MIRA SI TE HABRE QUERIDO
Fernando Ojeda Mendoza (Lima, 1926)
EL BESO
Victor Hugo Parraguez (Ferreñafe, 1948)
LAS MONADAS DE MI MONO
Milagritos Reyes Arana (Lima, 1973)
DEJAME VIVIR
Antonio Silva García (Chincha Baja, 1942)
QUE SI ESTA NO LA TERMINO
Oscar Eduardo Vega (Barranca, 1947)
EL SANTO DE UN ANIMAL
Diego Vicuña Villar (Canta, 1937)
LA AMBICION
Walter Zapata Santa Cruz (Sullana, 1971)
A UNA ROSA SIN ESPINAS






El canto no es privilegio
de seres superdotados:
tanto pueden iletrados
como aquellos con colegio;
así pues, no hay trato regio
que exigir pueda el poeta
si su labor interpreta
con igual celo y afán
que el obrero que hace un pan
o conduce unacarreta.

NICOMEDES  SANTA  CRUZ
"El Canto del Pueblo"

Volver al índice







ATENCION

Estamos rodeados de miserables.

Sería ingenuo creer que el mundo es secillamente maravilloso, sería peligroso. Estamos viviendo una época en la que los valores se encuentran completamente deformados. Criados en una cultura materialista y violenta cada vez es menor nuestra capacidad para discernir entre el bien y el mal. Cada vez nos asignamos mayores límites y ya no existe nadie -o casi nadie- que se erija como paradigma de este fin de siglo. Qué pocas personas tienen el coraje y la autoridad para alzarce contra los canallas, marcar a los culpables y levantar la voz para decir una palabra verdadera.

Nos estamos pudriendo. Nos vamos consumiendo en nuestras bajezas, en nuestros instintos, en esta absurda carrera hacia la nada. Los hogares destruidos, los hijos abandonados y entregados a la soledad y al vicio. Parece el fin y, sin embargo, cantan los poetas, las juventudes sueñan todavía y quieren creeren algo. No estamos perdidos, aunque parezca. No estamos vencidos.

Los profetas de la muerte no van a convencernos aunque digan y repitan que nada vale la pena, que somos unos pobres extraviados, que perdemos el tiempo y la energía.

Nosotros existimos y creemos, nosotros insistimos, todavía.

Volver al índice






LOS DECIMISTAS PERUANOS. Muestra.

Esta Muestra de los Decimistas Peruanos, hecha especialmente para la revista "Poetas en Busca de Editor" de Lima, forma parte de un trabajo en preparación denominado Los Decimistas Peruanos. Tradición y Actualidad. Expuse un resumen de este libro en la reciente "I Muestra: Decimistas del Perú e Iberoamérica", desarrollada en la Biblioteca Nacional del Perú.
Los Decimistas... tiene dos capítulos centrales:
a)Los antiguos cultores de la décima, ya fallecidos, en orden cronológico, desde Fray Francisco de Paula Del Castillo Andraca y Tamayo, El Ciego de la Merced, (1720-1770) hasta Nicomedes Santa Cruz Gamarra (1925-1992).
b)Los actuales decimistas, por orden alfabético, que suman cuarenta y nueve poetas.
La importancia del libro reside en mostrar y demostrar la continuidad de las práctica de la décima en nuestro país, identificando a quienes la cultivan.
El criterio principal para seleccionar la presente Muestra ha sido el de entregar al público las composiciones de decimistas antiguos poco conocidos y las de los actuales decimistas sin mayor difusión, que son, con otros tantos, el eje del movimiento presente, igualmente se ha tenido en cuenta su pertenencia a diversos lugares del país. Esto ha significado obviar a personalidades, conocidas y reconcidas, como Juan Urcariegui García o Javier Valera De la Cuadra.
Entre los antiguos decimistas, además de los presentados, debemos mencionar a Gabriel Aguilar, Fray Mateo Chuecas, Mariano Melgar, Abelardo Gamarra, Emiliano Niño, Hijinio Quintana, Benito Baldés, Carlos y Porfirio Vásquez, Pablo Barbadillo, Fidel Zavala, Pedro Ríos, Casimiro Torres, Gabino Guillén, Víctor Gamarra, Julio Sihuas, Eduardo y Cristian Colchado, Abel Colchado, Mariano González, Ramón Domínguez y Medardo Caján.
Entre los actuales tenemos también a David Alarco, Roberto Arriola, Teodoro Ballena, Fernando Barranzuela, Hildebrando Briones, Fernando Bulnes, César Caballero, Renato Cisneros, Libni Córdova, Lucas Che, Otoniel Díaz, Pedro Fuentes, Jorge Gamboa, José Huerta, Ernesto López, Enma Martínez, Leonela Másquez, Alvaro Morales, Oscar Navarro, Raúl Ramírez, Rafael Rojas, Jorge Sánchez, Juan Sánchez, Pedro Santa Cruz, Octavio Santa Cruz, Iván Santa María, Germán Súnico, Juan Ubía, Oscar Vásquez y Eleuterio Villón.
Espero que en esta Muestra, con temática diversa, puedan apreciar algunas características, tanto de los antiguos decimistas como de los actuales. En algunos casos podrán percibir ligeros matices ajenos a la espinela tradicional, como cierta asonancia que no permite desarrollar adecuadamente los cuatro sonidos diferentes que la décima debe tener, rimas no siempre consonantes y versos mayores o menores que el octosílabo. Sin embargo, es bueno dejar establecido que la décima en el Perú se encuentra en un franco proceso de desarrollo y, poco a poco, se va superando el trabajo de nuestros poetas, haciéndose realidad el movimiento de la décima peruana y su concurrencia al conjunto iberoamericano, la constitución de la Agrupación de Decimistas del Perú es prueba de ello.


Lic. César A. Huapaya Amado
Coordinador del Taller Lican-Rumi
Presidente de la Agrupación de Decimistas del Perú (ADEP)

Volver al índice






Pedro Genaro Delgado Mago

Lima, 1870-1957

DECIMAS SUELTAS DE BUEN HUMOR


Consejos a un médico cazador.

Vuelve un médico de caza
y le dice a un viejo amigo:
-La desconfianza en mí abrigo
me vuelvo sin nada a casa
esto no siempre me pasa:
Qué debo de hacer Arturo
-Te haré salir del apuro:
Carga otra vez tu escopeta
metiéndote una receta
y acertarás de seguro.


De confianza.

Llevaron a un tribunal
convicto de varios robos
a un Artidoro Cobos
que era borracho e inmoral.
Al abrirse el juicio oral
dijo el juez: -El tiempo avanza,
respóndame sin tardanza
 qué profesión tiene usted
Y él contestó: -Le diré:
Soy criado de confianza.


Por ahorro.

Preguntábale una vez
a un compañero Gaspar:
-Tú que acabas de enviudar
vas a casarte otra vez
Eso no es posible Andrés
-Me caso con mi cuñada.
-Pero eso no importa nada.
-Eso claro que me alegra,
pues que me ahorro una suegra
y a esta la tengo estudiada.


El guitarrero.

Un mendigo guitarrero
estaba escandalizando
en la madrugada cuando
lo vio un guarda de crucero
quién le dijo: -Majadero,
me va usted a acompañar.
Y él con aire singular
le replicó satisfecho:
-Con mucho gusto.  Bien hecho:
Qué cosa va usté a cantar.


El pintor y la Luna.

Un pintor serio y huraño
por necesidad bohemio
que jamás obtuvo un premio 
y que al final de cada año
siempre sufrió un desengaño,
en una noche de hambruna
se puso a pintar la Luna,
mas cual su asombro sería,
que el hambre que tenía
pintó un pan y una aceituna

Volver al índice






Marino Mendoza Yaya

Bujama - Mala - Cañete, 1902-1977

ESTABA EL CUATRO Y EL TRES

Estaba el cuatro y el tres
en grande porfía un día
argumentando los dos
cual mejor número hacía.

Dijo el cuatro cuatro son
de nuestra fe los misterios 
cuatro son los evangelios
sin tener duda o cuestión 
cuatro las auroras son
y de cuatro esquinas es
antes ahora y después
la torre del firmamento
y probando este argumento
...

Dijo el tres en realidad 
yo me llevo las coronas
porque tres son las personas
de la Santa Trinidad
treinta y tres años de edad 
vivió Jesús alma mía 
tres horas pasó  María
al  pie de la Cruz sagrada
el cuatro y el tres estaban
...

Cuatro son los elementos 
y los elementos cuatro
cuatro son sin aparato
las partes del mundo entero
cuatro con María fueron
los asistentes de Dios
José y Nicodemos son
el Centurión y San Juan
y al pie de la Cruz están
...

Tres veces cayó Jesús
siendo tan manso cordero
cargado con el madero
tan pesado de la Cruz
a las tres salió a la luz
murió así que acabó el día
y probando esta porfía
salió con victoria el tres
porque el argumento es

Volver al índice






Juan Leiva Zambrano

Zaña, 1905-1979

LAS ARAÑAS PONZOÑOSAS

Las arañas ponzoñosas
que en el campo forman nido
vengan todas a picarme
si vuelvo a estar yo contigo.

Que el Divino Rey del Cielo
me lance su maldición
que caiga en una prisión
y que a mis pies se hunda el suelo
que se queden en mi pelo
garrapatas asquerosas
de mis narices las fosas
hagan cría los gusanos
y me piquen ambas manos
las arañas ponzoñosas.

Que mi madre caiga enferma
que mi hermano entre a lo bajo
que el haber de mi trabajo
se funda como la esperma
que por la noche no duerma
que  me vuelva corrompido
y en este lugar construido 
con el sudor de mi frente 
que me piquen las serpientes
que en el campo forman nido.

Sin sosiego ni reposo
la pase día tras día
y termine esta agonía
muriendo tuberculoso
putrefacto y asqueroso
nadie se digne enterrarme
un perro venga a tragarme
y se coman mis dos brazos
buitres, cuervos, gallinazos
vengan todos a picarme.

Que mi dura calavera
ruede por el muladar
y termine este rodar
convertido en ratonera
y así desta triste manera
el diablo cargue conmigo
y si es muy poco castigo
caer donde Satanás
que me pase mucho más
si vuelvo a estar yo contigo.

Volver al índice






Eduardo Román Thomson

Callao, 1905-1964

MI CANTO

Yo no soy cantor letrado
mas canto de corazón
es el Perú tan amado
mi fuente de inspiración.

Me gusta la Poesía
sin dármelas de poeta
mi mente sólo interpreta
su belleza y armonía.
Mas resulta una osadía
cantar como yo he cantado
cuando al sentirme inspirado
volcaba mi sentimiento.
Si he pecado lo lamento
yo no soy cantor letrado.

Tal vez mi pobre lenguaje
no tiene muchos valores
ni presenta los colores
que nos ofrece un celaje
Pero le pongo el ropaje
que da la imaginación,
y me queda la ilusión
de haberme vuelto erudito;
no soy poeta repito
mas canto de corazón.

Mi musa es una deidad
de rojo y blanco vestida,
la tierra que no se olvida,
es mi pueblo, es mi ciudad.
Es esa real majestad
que mi nación ha alcanzado,
es el cariño acendrado
que aquí en mi pecho se agita,
es la Patria que palpita
es el Perú tan amado.

Por eso es que hasta en mis sueños
canto al mar y canto al cielo,
canto a mi ubérrimo suelo
y a nuestros valles risueños.
Canto a los viejos limeños
con historia y tradición,
y canto con devoción
más que en lenguaje florido,
el Perú que siempre ha sido
mi fuente de inspiración.

Volver al índice






Orlando González García, "Manolando"

Ferreñafe, 1920-1991

EL GAÑAN

A la pedrada el sombrero
y la penca haciendo giros
como si fueran los tiros
de un rebelde montonero;
va el gañán, cholo matrero,
simbólico personaje,
tras la yunta que es su gaje
entre abrojos y rigores
surcando dicha y dolores
sobre el hermoso paisaje.

Azota con brusca mano
gritando: ceja tordillo,
muge el de color pardillo
ante el castigo inhumano
y obedeciendo al tirano
vuelve la yunta al potrero
con paso muy lastimero
rumiando su cruel destino
y al retornar al camino
canta el gañán un tondero.

Besa muy tierno su prenda,
que con traje de percala
de sus manos hace gala
al preparar la merienda;
y antes que la noche tienda
con su manto de luceros
guarda al chancho en su chiquero
entre preludios de lluvia
y en la tarde roja y rubia
canta un chilalo agorero.

Bajo el hermoso celaje,
ya descansa la peonada
el Carmelo en la ramada
canta con garbo y coraje
sacudiéndose el plumaje
que le mojó el aguacero;
y el Gañán, cholo matrero,
contempla muy halagüeño
que el chilalo con empeño
celoso cuida su oyero.

Volver al índice






Saúl Moisés Anchante Bailón

Ica, 1940

ELGA TORRICO

Al que discrepa este plato
de la comida criolla
digo que no sabe de olla
porque nunca comió gato.


Carne de todo animal
he probado yo en mi vida
preparando mil comidas
pues soy cheff profesional.
Pa' la comida oriental
recomiendo chancho y pato
para la criolla el gato
que es un potaje sabroso
y lo llamo mentiroso
al que discrepa este plato.

Riquísimo es el felino
cuando lo preparo al horno
con sus papitas lo adorno
y lo asiento con buen vino.
De puro sapo un vecino
fue a pedirme una cebolla
y al destaparme la olla
empezó a tartamudear
me dijo: este es el manjar
de la comida criolla.
 
Muchos que fueron capaz
de jurar nunca comerlo
es cosa de no creerlo
hoy son los que piden más.
No daré ni un paso atrás
para vencer las argolla
si la comida criolla
perdiera tan rico plato
al que nunca comió gato
digo que no sabe de olla.

He visto a muchos señores
trenzarse de este animal
vi un cura y un general
decimistas y doctores.
Además gusto y colores
cada cual ve lo más grato
quien critica es insensato
si el comentario es tedioso
lo tildarán de envidioso
porque nunca comió gato.

Comer el gato no es malo
y de comerlo me alegro
lo come el blanco y el negro
"Manchao" y "Cabeza 'e palo".
También lo comía Lalo
pero con muy poco ají
yo saludo desde aquí
a tan eminente plato
yo lo quiero mucho al gato
pero en salsa de maní

Volver al índice






Angel Fernando Barrionuevo Spencer

Barrios Altos - Lima, 1946

LA LECCION DE LA FRAZADA

Lo que hoy les voy a contar
es una historia ocurrida
en aquel correr de la vida
y que dio mucho que hablar.
Vivían en un hogar
abuelo, hijo y su esposa
todo era color de rosa
porque tenían un hijo
que el cielo santo bendijo
haciendo la vida hermosa.

Como suele suceder
con mucho concubinatos
empezaron los conatos
de bronca que suele haber
Pues un día la mujer
le planteó a su hombre enojada
le dijo estar ya cansada
de tantas obligaciones
poniendo sus condiciones
en forma malhumorada.

La mujer dijo: -Querido
debes saber lo que pasa
el trabajo acá en la casa
es pa' mi hijo y mi marido;
pero el viejo ya ha vivido
y ahora tienes que escoger
entre aquel que te dio el ser
o tu mujer y tu hijo,
y una respuesta te exijo
o te quedas sin mujer.

Con muchas vacilaciones
y con claro titubear
le tuvo así que plantear
al padre las decisiones.
-Espero que me perdones
yo también quiero vivir
mas tienes tú que partir
aunque me duela en el alma
toma las cosas con calma
no fue fácil decidir.

Y cuando el viejo se fue
le vino un remordimiento
pensó en el frío, el viento
y dijo a su hijo: -Anda ve
alcanza al tata José
que aún no cruza la calzada
entrégale esta frazada
que lo proteja del frío,
pues ya termina el estío
se viene la granizada.

Muy grande fue la sorpresa
cuando el hijo regresó
pues el muchacho volvió
con la mitad de la pieza;
la puso sobre la mesa
y le dijo con recelo:
-Aquí te manda el abuelo
pa' que te abrigues también,
cuando con mucho desdén
tú partas el mismo vuelo.

Volver al índice






Antonio Cavero Tirado

Laredo - Trujillo, 1926

DECIMAS DEL ENAMORADO

Cuando salgas a pasearte
me avisarás un día antes
para empedrarte el camino
de rubíes y diamantes.
(Marinera limeña)

Qué lindo se ha puesto el día
propicio para un paseo
anímate, así te veo
pregonando la alegría
de tu gracia y simpatía.
Yo que muero por amarte,
sueño con un beso darte
ojalá tenga la suerte,
la dicha de poder verte
cuando salgas a pasearte.

Te guardan muy recelosos
tus padres y tus hermanos,
sus cuidados serán vanos
si te gustan mis acosos,
y aunque ronden otros mozos
con sus maneras galantes,
palanganas, cortejantes,
si soy de tu preferencia,
para estar en tu presencia
me avisarás un día antes.

Vente por el corredor
del puente de enamorados,
primorosa flor, cuidado
no muestres tu resplandor.
Sabes que esa linda flor
de porte tan peregrino,
en mí tiene su destino.
Llegarás, tú sabrás cuando,
pero yo estaré esperando
para empedrarte el camino.

Seré un hombre afortunado
si logro tu aceptación,
si mi amante corazón
consigue ser de tu agrado,
mis rogativas he dado
al patrón de los amantes.
Para que no te quebrantes
y como elegido cuente,
te daré un rico presente
de rubíes y diamantes.

Volver al índice






Antonio Escobar Mendívez

Jequetepeque - Pacasmayo - La Libertad, 1944

EN MEDIO DE LA ORFANDAD

En medio de la orfandad
con su manita estirada,
van cantando una tonada
buscando fraternidad.

Al despertar la mañana
nos envuelve la tristeza
al observar la vileza
en alguna mente humana.
Hay tanta actitud insana 
dentro de la sociedad,
que campea la maldad,
miseria, hambre y dolor, 
al niño le falta amor
en medio de la orfandad.

Hay niños que con furor
van voceando la primicia,
a diario dan la noticia
en medio de su dolor;
otros hay que con amor
nos piden una lustrada,
otros de limpia mirada
descalzos van caminando,
una limosna implorando
con su manita estirada.

Has la confraternidad
tú que acumulas riqueza,
no ignores tanta pobreza,
logra en esta Navidad,
llegue la tranquilidad
a toda la muchachada,
que no haya cara manchada
por el hollín de la pena
que los niños en la cena 
van cantando una tonada.

Hoy la negra situación 
que nos mantiene con hambre,
ya nos tiene como alambre
sin alegría, emoción
por eso de corazón
frente a esta realidad,
desterremos la maldad
y al desvalido y al niño
demos comida y cariño
buscando fraternidad.

Volver al índice






Manuel Abraham Ganoza Ramírez

Rimac - Lima, 1944

PIE FORZADO Y CONTRAPUNTO

Décima de pie forzado
la inspiración arremete;
y el contrapunto se mete
cuando a su punto ha llegado.

La ocurrencia popular
en lo espontáneo se basa
y de esa manera pasa
cada cosa a su lugar;
se sabe bien recrear
hasta lo inesperado...
mejor ejemplo ha quedado
en lírica pueblerina
con fórmula que nomina:
¡Décima de pie forzado!

Por la estrofa presentada
observar usted bien puede
que el pie forzado precede
al tema de la humorada
y a la rima de pasada;
fuerza a versos seis y siete
a rimar con su direte,
el pie forzado es el diez
y didáctico a sus pies:
¡La inspiración arremete!

En clásica redondilla
con el tema bien planteado,
a nosotros ha llegado
de la forma más sencilla;
humorística rencilla
el ingenio compromete
extendiendo el anda-vete;
- No hay gallo para mi pollo -
cada quien lanza su rollo:
¡Y el contrapunto se mete!

Mano a mano o contrapunto
con igual alternativa,
en que lo bonito estriba
en no salir del asunto...
el que sale es difunto,
un difunto sazonado
al que suple otro inspirado
que sale  puertas adentro
bien terciando en el encuentro:
¡Cuando a su punto ha llegado!

Volver al índice






César Augusto Huapaya Amado

Lima, 1950

PACHAMAMA, TIERRA MIA

De las espumas del Lago
los Hijos del Sol salieron
con lucha tenaz y halago
los nativos convirtieron.

Es muy clara la Leyenda
de nuestros primeros padres
no es cuentito de comadres
es una preciosa prenda.
Historia muy estupenda
la de aquel momento aciago
muchos decían cómo hago
ante tanta oscuridad
de las espumas del Lago.

Manco Cápac era el padre 
un gran sabio tal vez mago
que hizo pareja halago
con Mama Ocllo nuestra madre.
Aunque las mentes taladre
con trabajo nos unieron
con la verdad nos movieron
nos cubrieron de honradez,
del Titicaca una vez
los Hijos del Sol salieron.

El ombligo de la Tierra
con paciencia lo buscaban
con varilla de oro andaban
por los valles de la Sierra.
El suelo de Qosqo encierra
la varita sin amagos
no creen en triunfos vagos
pero sí en la gran estrella,
y comienza la era bella
con lucha tenaz y halago.

Se practica agricultura
también la ganadería
mucho más textilería
y otras artes con ternura.
Desarrollan la cultura
con el quechua que esparcieron
así también ellos dieron
un legado que es virtud,
y con el Sol del Perú
los nativos convirtieron.

Ya me voy a despedir
coquita de adivinanza
siempre queda la esperanza
de la historia proseguir.
La tarea hay que cumplir
con talento y con porfía
ojalá que llegue el día
de todos estar unidos,
defendiendo nuestro nido
Pachamama, Tierra Mía.

Volver al índice






Martín Bartolomé Lozada Vásquez

La Compuerta - Chiclayo - Lambayeque, 1935

LA BODA

Nadie me lo va a creer
de la fantástica fiesta
que contemplé en la floresta
un hermoso atardecer.

El chilalá y su pareja
su boda la celebran,
todas las aves cantaban
lo mejor de su madeja;
mi mente quedó perpleja
cuando al halcón pude ver
con la paloma ejercer
el honor de ser padrinos;
claro que estos desatinos,
nadie me lo va a creer.

Chiscos, tordos y canarios,
chiroques y ruiseñores,
eran los más trinadores
de este insólito escenario;
el loro en su comentario
como animador de orquesta,
al tuco le hizo propuesta
para que a la golondrina
se le aclame danzarina
de la fantástica fiesta.

Los pishgos y los gorriones, 
con lorillos y arroceros 
estaban de majaderos;
las urracas y chiclones
brindaban con los jergones,
la putilla, muy molesta
se mostraba deshonesta;
yo me quedé patitieso
de aquel extraño suceso
que contemplé  en la floresta.

El picaflor, bien borracho,
haciendo zetas partió,
la garza al huaco increpó
porque estaba un mamarracho,
un shingo gritó, muy macho:
Ya no hay nada que beber
y como no hay qué comer
la jarana ha terminado;
espero que habrán gozado
un hermoso atardecer.

Volver al índice






José Luis Mejía Huamán

Lima, 1969

DE ESTA TIERRA

Soy el indio de la Sierra
soy el negro cimarrón
soy el blanco remolón
soy producto de esta tierra.

Nací en medio de la puna
los cóndores me criaron
y las nieves me enseñaron
a vivir desde la cuna
como mi raza  ninguna
ningún peligro me aterra
mi gente es la que se emperra
tercamente en existir
soy quien se niega a morir
soy el indio de la Sierra.

Vengo de Africa ardiente
me trajeron el galeones
los piratas españoles
a este nuevo continente 
yo oscurecí de repente 
al indio de esta región
traje el ritmo traje el son
de mis bailes ancestrales
desde tiempos coloniales
soy el negro cimarrón.

Yo nací en el viejo mundo
soy de la ibérica España 
mi raza tiende a la hazaña
a lo grande y lo profundo
en lo que dura un segundo
junto a Cristóbal Colón
he tomado posesión
de esta tierra americana
con mi espada y mi sotana
soy el blanco remolón.

Tengo un poco de lo andino
y de lo negro africano
tengo del blanco cristiano
pero es uno mi camino
consciente de  mi destino
soy un hombre que se aferra
a luchar en esta guerra
por defender mi Perú
soy un hombre como tú
soy producto de esta tierra.

Volver al índice






Walter Muñoz Vega

Trujillo, 1934

EL QUE MAS SABE

Como Sócrates diré,
abatida mi arrogancia
frente a mi propia ignorancia,
sólo se que nada sé.

Discusión ninguna cabe
para la mente capaz,
pues ya es saber algo más
respetar al que más sabe.
No hay cuándo el saber acabe
-yo mismo lo comprobé-
mientras combatiendo esté
el hombre sobre este suelo;
por eso es que yo mi duelo
como Sócrates diré.

En nuestro vasto universo
nada es; todo deviene;
todo se mueve y sostiene
en la gravedad inmerso.
Así, el saber es diverso
y dinámico es su estancia;
cada día la distancia
de la Verdad más se extiende
y mi inquietud más se enciende,
abatida mi arrogancia.

El que sabe sin alarde,
siente la sed de saber
como  la sed de beber
siente el que de fiebres arde. 
Para saber, nunca es tarde;
y en lucha con la inconstancia
busco en toda circunstancia
de la Verdad un reflejo;
pero me veo tan viejo
frente a mi propia ignorancia.

Por eso miro el futuro,
como Moisés en el monte,
y diviso el horizonte
con su panorama oscuro.
Sé que detrás de aquel muro
jamás, jamás estaré
porque terminado habré
mi rol con un desencanto:
que habiendo vivido tanto
sólo sé que nada sé.

Volver al índice






Blanca Nava López de Venturi

Sayán - Lima, 1925

MIRA SI TE HABRE QUERIDO

Mira si te habré querido
que hasta mi vida te ofrendo,
si tu cariño pretendo
a quererme no te obligo.

Es una cosa muy bella
el amor en esta vida
eras tú como una estrella,
y yo la senda escondida
sin ti me hallaba perdida,
pero me encontré contigo
y quedó mi amor cautivo,
causándome mil desvelos
hoy me enloquecen los celos:
Mira, si te habré querido.

Quiero poderte expresar
este dulce sentimiento
si tanto amor por ti siento,
mucho más, te puedo amar;
mi vida es como un cantar
y cantando estoy muriendo
dime si me estás queriendo
para calmar mi sufrir
que más te puedo decir:
Que hasta mi vida te ofrendo.

Tu amor es mi gran tesoro
y tu dicha mi alegría
tú lo sabes alma mía
cuánto y cómo yo te adoro,
ya tu cariño no imploro
tu dulce ternura entiendo,
si en besos me estás diciendo
que tu corazón es mío,
te quiero y en ti confío:
Si tu cariño pretendo.

Si por mirarte sonreír
siempre olvidaba mi pena
y el ver tu cara serena,
era volver a vivir,
con el ansia de sentir
tu amor al mío fundido
con ese amor bendecido,
que el alma amante atesora,
si mi corazón te adora:
A quererme no te obligo.

Volver al índice






Fernando Ojeda Mendoza

Lima, 1926

DECIMAS AL BESO

Tiene su historial el beso
nos deja suave emoción
después de gran sensación
torcemos bien el pescuezo.

Judas entregó al Señor
con un beso en la mejilla
acción que al beso lo humilla
restándole resplandor
no, al primero con amor,
ternura y con embeleso
es un ósculo travieso
dado por Eva y Adán
por lo expuesto, ya verán
tiene su historial el beso.

Besa a su niño la madre
para dejarlo en la escuela
el nieto besa a la abuela
el compadre a la comadre
no hay un beso que no cuadre
de amigas: salutación
beso: pacificación
en una riña hogareña
si el beso apaga la leña
nos deja suave emoción.

Amor demuestra en un beso
la triste madre angustiada
quiere morir abrazada
junto a su vástago preso
este drama lo sopeso
con el beso sabrosón
el que agita la presión
haciéndote ver visiones
tú sientes palpitaciones
después de gran sensación.

La besa el sobón la mano
a toda hada bienechora
se le besa a la señora
cuando salimos temprano
de ese beso yo me ufano
hay muchas formas de beso
es un arte lo confieso
hay con lengua y con ventosa
y si es de boca carnosa
torcemos bien el pescuezo.

Volver al índice






Victor Hugo Parraguez Vásquez

Ferreñafe - Lambayeque, 1948

LAS MONADAS DE MI MONO

Animalito curioso
es mi mono loretano
saluda, te da la mano
un perfecto religioso.

Y, llegó así de repente
lo trajo un amigo mío
este mono de bolsillo
que es natural del Oriente,
qué primate inteligente
lo único que es chilloso,
de las mujeres odioso
se trepa en las posaderas
y palmea las caderas
animalito curioso.

Con mi cuñada es muy bueno
se dejar de ser travieso
pone su rabo al pescuezo
y el hociquito en su seno,
fuertemente lo condeno
cuando el bendito villano
va colocando la mano
en su lugar prohibido
miren pues qué tal sabido
es mi mono loretano.

Aunque siempre lo perdono
me saca de las casillas
el se pone de rodillas
recordándome que es mono
viendo su apenado tono
intento pegarle en vano,
cuando pasa un parroquiano
se le prende del fundillo
luego el mono de bolsillo
saluda, te da la mano.

De mujeriego no tengo fama;
el mono casi me arruina,
el calzón de mi vecina
lo ha llevado hasta mi cama
mi mujer ardiendo en llama
gritó ¡mono imbécil, te destrozo!
corrió a la iglesia el gracioso
y al pie de una caderona
parecía gran persona
un perfecto religioso.

Volver al índice






Milagritos Nilda Reyes Arana

La Victoria - Lima, 1973

DEJAME VIVIR

Quiero en esta ocasión
invitar a los presente
para que muy tiernamente
hagan una reflexión.
Téndamos el corazón
ante el triste contenido
de un mensaje remitido
por un ser que en las entrañas
ya siente cómo lo daña
quién lo había concebido.

Y dice así:

Llevo sólo veinte días
aquí dentro de tu vientre
tu cuerpo que ya me siente
se muestra con rebeldía.
Que naciera no querrías
pero no sabes qué hacer
¡Yo no lo quiero tener!
le gritas a mi papito
y yo indefenso, chiquito
no me puedo defender.

Me cortan en pedacitos
con la ayuda de un Doctor
estoy sintiendo el dolor
en mis piernas, mis bracitos.
Mi pobre corazoncito
va dejando de latir
es muy grande mi sentir
por no poder comprender
como TÚ noble mujer
no me dejaste vivir.

ADIOS MAMI, me despido
y no te guardo rencor
si para ti fue mejor
el que no hubiera nacido.
Lo único que te pido
si me das un hermanito
que lo quieras un poquito
y no lo intentes matar
tú tienes que recordar
ante todo QUE ES TU HIJITO.

Volver al índice






Gregorio Antonio Silva García

Chincha Baja, 1942

QUE SI ESTA NO LA TERMINO

Que si esta no la termino
con el final que yo quiero
o si muy pronto me muero
sin llegar a mi destino;
saquen todo mi intestino
que está sobrado de hierro,
quémenlo en la punta "El Cerro"
porque su olor es muy fuerte,
cuando a mí llegue la muerte
no es necesario el entierro.

Cuando en mí vida no exista
mis ojos pueden sacarlos
y así podrán trasplantarlos
a quien perdiera las vistas.
Mi testamento es realista
la firma es mi testimonio,
no creo en el purgatorio
aquí dejamos el peso
no necesito de rezos
ni tampoco el velatorio.

Trasplanten mi corazón,
el hígado, mis riñones
mis testes y mis pulmones
pa' que siga la función.
Y no habrá caja o cajón
ni habrá cortejo mortuorio
para acompañar a Antonio
con rosarios y con misas.
Para esparcirlo a las brisas
llévenlo a un crematorio.

El contrato que celebro
es para bien de la ciencia,
y si alguno en su insolencia
lo rechaza por ser negro,
trasplántenle mi cerebro
si de loco se me tilda
puede que de algo le sirva
para utilizarlo luego
y después préndanle fuego
al resto de Antonio Silva.

Volver al índice






Oscar Eduardo Vega Colchado

Barranca, 1947

EL SANTO DE UN ANIMAL

Bien lustrado los zapatos,
elegante y con corbata
y del brazo de su gata
llega a la fiesta don gato,
primero saluda al pato
por ser el dueño de casa
después efusivo abraza
a la pata por su día,
la abraza el ganso enseguida
y un gorrión que al vuelo pasa.

Al lado de doña burra
ya medio borracho el gallo
abrazando al papagayo,
le pide a todos tres hurras,
para que nadie se aburra
a cantar se pone el loro,
bailan la vaca y el toro
y un perro con su señora
en tanto un pollo enamora
a una pava que hace el coro.

Como a eso de las diez
llega el conejo con su hija
y al instante un lagartija
empieza a mover los pies;
se escucha un rock en inglés
que hasta el ratón se emociona,
es el "cassett" de la mona,
lo trajo por un si acaso,
un chanchito se abre el paso
y un cabrito se arrincona.

A la hora de la comida
se dice a los invitados:
si el plato les ha gustado,
el que quiera más que pida;
llega así la despedida,
de emoción por su natal
la pata llora al final.
Qué importa la moraleja,
así es como se festeja
el santo de un animal.

Volver al índice






Diego Remigio Vicuña Villar

Canta - Lima, 1937

LA AMBICION
(Recordando a Segismundo)

"Sueña el rico en su riqueza
que más cuidado le ofrece
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza..."
(Calderón de la Barca)

En el mundo la ambición
se adueñó de la abundancia
y usa cruel, la intolerancia
como un arma de opresión.
No esconde su ostentación.
No sabe de sutilezas.
Y usa también la rudeza
para ganar privilegios.
Por eso en colchones regios
sueña el rico en su riqueza.

Nunca sabe compartir
y jamás hace excepción,
recibe tu maldición
que sólo la hace reír.
Necia en su discurrir
no hace caso ni obedece
y ni siente ni padece.
Así en estas condiciones
piensa el rico en sus millones
que más cuidado le ofrece.

Qué grande desigualdad,
que reverenda injusticia,
qué atrevida estulticia
que sufre la humanidad.
Se incrementa la maldad
la mezquindad crece y crece
y sin objeción, parece,
ser eterna la ambición.
Mientras en algún rincón
sueña el pobre que padece.

¡Enfrentemos la ambición!
¡La ambición debe morir!
A dónde vamos a ir
si no hay un buen corazón.
Impongamos la razón
y hagamos esta promesa:
"Aunque sea dura empresa,
al pobre hay que ayudar,
ayudarlo a mitigar
su miseria y su pobreza.

Volver al índice






Walter Ricardo Zapata Santa Cruz

Sullana - Piura, 1971.

A UNA ROSA SIN ESPINAS

Tu recuerdo sin final
de muy singular beldad
y con mucha dignidad
nos das tu amor abismal.

La más bella del jardín
tú: Santa Rosa de Lima
que tu amor doquier se imprima
y que nunca tenga fin.
Más hermosa que el jazmín...
con tu estampa angelical,
por el camino triunfal
aún después de la muerte,
siempre bendice mi suerte
tu recuerdo sin final.

Isabel te bautizaron
pues así fuiste creada
y luego al ser confirmada
allí tu nombre cambiaron,
como Rosa te llamaron.
Tú supiste la verdad
que a los tres meses de edad
en una visión grandiosa
tu madre te vio cual Rosa
de muy singular beldad.

Rosa de Santa María
nombre que agradó a Jesús,
él por tanto fue la luz
del camino que te unía
a los pobres día a día,
curando de enfermedad
que era gran necesidad,
y siempre orando en su ermita
como vela prendidita
y con mucha dignidad.

Cada canto tuyo una oda
¡oh! celestial golondrina
Patrona de Filipinas,
Indias y América toda.
Te uniste a Jesús en boda
con amor de gran caudal,
líbranos de todo mal
en esta confusa vida
como infinita elegida
nos das tu amor abismal.

Volver al índice