Ir a: [ contacto ] [ libros ] [ inéditos ] [ crónicas ] [ blogs ]
Ir a: [ contrapuntos ] [ cartas a gonzalo ] [ coplas a san marcos ]

Coplas a San Marcos

Estas "COPLAS A SAN MARCOS" fueron hechas en octubre de 1991, revisadas y aumentadas hasta enero de 1992; desde aquel momento, han sucedido muchas cosas que no se consignan en estos versos, San Marcos y el Perú han sufrido una serie de cambios cuya relación escapa a los límites de este trabajo, que pretende ser el testimonio de una época que me tocó vivir. Un tiempo signado por la violencia, no sólo la homicida de los grupos terroristas que operaron en el país -Sendero Luminoso y el MRTA- sino, también, por la violencia desarrollada por Estado. En aquellos tiempos los estudiantes de San Marcos éramos sospechosos de terrorismo y cualquier manifestación en contra de la represión estatal -mucha veces feroz, muchas veces indiscriminada e ilegal- era tomada como apoyo tácito a la subversión. Fue un tiempo en el que el país quedó polarizado y en el que la Universidad de San Marcos -que era "el Perú en pequeño" por la confluencia de razas, culturas y estratos sociles- fue campo de batalla, no sólo de ideas sino de grupos antagónicos y egoístas que hundieron al país en una época sangrienta donde cualquier manifestación cultural era una amenaza. Estos versos surgieron de la frustración de entonces.


A SAN MARCOS Y A SU GENTE
QUE NO PIERDE LA ESPERANZA
PARA EL QUE LUCHA Y AVANZA
VA MI CANTO   HUMILDEMENTE...
			

 PRIMERA

 Aquí traigo mis canciones
 que son simples y sencillas
 yo no invento maravillas
 yo canto mis emociones.

 En mis alforjas no tengo
 ni blasones   ni riquezas
 sólo tengo mis pobrezas
 y este canto con que vengo.

 Y ni siquiera este canto
 es algo que yo inventara
 yo canto lo que escuchara
 de alegrías y de llanto.

 Mi voz tan sólo repite
 lo que el pueblo me ha enseñado
 es el pueblo el ilustrado
 y con él no se compite.

 No vengo por galardones
 yo canto para mi gente
 yo vengo sencillamente
 a conquistar corazones.   

 El malo no me acobarda
 ni me acobarda el traidor
 que cuando canta el cantor
 no importa que el mundo arda.

 ¿Cuántos serán los perversos?
 no sé   pero no son muchos
 y es contra ellos que lucho
 con el fuego de mis versos.

 La historia no se detiene
 ni se calla una canción
 no se mata una ilusión
 y al pueblo no se contiene.

 Y a esta Universidad
 yo le canto porque es ella
 mi paradigma   mi estrella
 mi grito de libertad.

 Por eso canta mi voz
 que es la voz del pueblo entero
 !acércate compañero!
 y cantaremos los dos...

 SEGUNDA

 Cinco años han pasado 
 desde el día en que ingresé
 con mis sueños   con mi fe
 respetuoso y asombrado.

 Ninguno se conocía 
 miraban desconcertados
 recelosos   extrañados
 era   pues   el primer día.

 "Compañeros estudiantes
 hoy San Marcos los recibe
 nuestra San Marcos que vive
 a pesar de los pedantes."

 "Les damos la bienvenida
 nos es grato recibirlos
 estamos para servirlos
 sin condición ni medida."

 "Soy del Centro Federado
 Secretario General..."
 Nos dijo muy servicial
 un tipo mal afeitado.

 Y contó un poco la historia
 de San Marcos y sus hombres
 y nos dijo algunos nombres
 y nos habló de la gloria.

 Dijo que éramos promesa
 del mañana y del futuro
 y nos dijo muy seguro
 que nos veía firmeza.
 
 "Yo sé que de aquí saldrán
 sanmarquinos de valía 
 aquí veo rebeldía 
 se nota que lucharán."

 "Se ve que tienen madera
 en ustedes nos confiamos
 y de ustedes esperamos
 que agiten nuestra bandera."

 Y así nos siguió diciendo
 cosas que ni se entendían
 pero algunos ya sentían
 que nos estaba mintiendo...

 TERCERA

 Y las semanas pasaban
 en matrícula y espera
 sin que nadie nos dijera
 si las clases empezaban.

 Hasta que en una pizarra
 leímos que se decía
 que mañana acabaría
 el relajarse y la farra.

 "Compañeros estudiantes
 mañana se dictarán
 las charlas que escucharán
 los alumnos ingresantes..."

 "Salón de Grados. Puntuales.
 A las ocho para todos
 empiezan de todos modos
 nuestras charlas iniciales..."

 "Se pide a los compañeros
 que no vayan a faltar
 mañana se va a explicar
 lo que dicen los letreros..."

 "No se dejen engañar
 no se dejen sorprender
 si los quieren convencer
 nos lo tienen que contar..."

 Y la pizarra decía
 cosas a más enredadas
 ¡ovejitas engañadas!
 esa gente que leía.

 Ponían la cara dura
 como gente que entendía
 pero al cabo se sentía
 que era todo una impostura.

 Eramos fácil carnada
 jovencitos inocentes
 los viejos "inteligentes"
 nos tendían la emboscada.

 La rapiña y la ambición
 se sentían rapidito
 "les importamos un pito..."
 esa fue mi sensación.

 CUARTA

 Fuimos al día siguiente
 conocimos profesores
 que parecían señores
 de una alcurnia diferente.

 Hablaban con elocuencia
 muy serios y bien parados
 y parecían soldados
 los soldados de la ciencia.

 Era cosa de admirar
 las palabras que decían
 cosas que no se entendían
 pero agradaba escuchar.

 Parecían los mejores
 tenían seguridad
 nos creímos su verdad
 y no vimos sus errores.

 Maestros indiscutidos
 dueños de mucho saber
 eran a nuestro entender
 los hombres más instruidos.

 De tantos temas hablaron
 que no recuerdo ninguno
 no sé si sea oportuno
 decir que nos engañaron.

 Que era engaño para mí
 aquel discurso enredado
 de conceptos rebuscados
 que para nada entendí.

 Claro que algunos dijeron
 un poco de su experiencia
 y un poco de su vivencia  
 con nosotros compartieron.

 Será cosa personal
 pero tengo preferencia
 por el que enseña la ciencia
 como un algo natural.

 Y el ciclo de introducción 
 terminó a los quince días
 entre risas y alegrías
 entre dudas e ilusión.

 QUINTA

 Así empezaron las clases
 y conocí mucha gente
 al bruto   al inteligente
 retardados y sagaces.

 A toda la Facultad
 ingresaron cuatrocientos
 y cuatro mil novecientos
 a esta Universidad.

 Es un lustro el que ha pasado
 desde el día en que ingresé
 el año próximo habré
 con mi carrera acabado.

 Pero volvamos al cuento
 ya las clases empezaban
 los alumnos comenzaban
 a integrarse a paso lento.

 Mi Promoción dividida
 en tres partes se quedó
 el Decanato regló
 cantidades y medidas.

 Así me tocó el salón
 doscientos cuarenta y seis
 ya vosotros suponéis
 su rara composición.

 Ciento y medio y algo más
 conformábamos la clase
 por qué nos llamaban "base"
 no lo comprendí jamás.

 Había gente dispar
 había de los callados
 había los "avispados"
 y los que saben hablar.

 Había los sobraditos
 los pedantes de rigor
 los de "cara de señor"
 los "sapos"   los "bacancitos".

 Estaban los asustados
 los "hijitos de mamita"
 los tontos   los "papa frita"
 también los acomplejados.

 De las mujeres ni hablar
 había de todo gusto
 las que miras y dan susto
 y las que agrada mirar.

 Había chicas sencillas
 y chicas encantadoras
 no faltaban habladoras
 que inventaban maravillas.

 Había altas y bajitas
 y de cuerpo refinado
 y de cabello ondulado
 las feas y las bonitas.

 Había para escoger
 y de toda condición
 había en la colección
 todo tipo de mujer.

 Más de una inteligente
 pujante y emprendedora
 y también más de una lora
 ni con un dedo de frente.

 Pero debo confesar
 que la clase me gustaba
 que de todo se encontraba
 con tal de echarse a buscar.

 Poco a poco se formaron
 en el salón los grupitos
 los tontos   los sobraditos
 entre ellos se juntaron.

 Entre dieciséis y veinte
 eran todas las edades
 y de pueblos y ciudades
 venía toda esa gente.

 Limeños y provincianos
 tremendos desconocidos
 en el salón confundidos
 como brujas y gitanos...

 Pero con todo encontré
 un mundo que me encantó
 lo que a mí me sucedió
 en coplas les contaré...

 SEXTA

 Como no voy a narrar
 cada año que pasó
 aquí les cantaré yo
 lo que pueda recordar.

 Así permítanme hablar
 de mi primera impresión
 y de toda la emoción
 que yo tuve al ingresar.

 San Marcos a mi entender
 era todo lo mejor
 y era para mí un honor
 a Ella pertenecer.

 Mi padre fue sanmarquino
 mi abuelo también lo fue
 de mi tata yo no sé
 pero acaso lo imagino.

 Por tradición familiar
 por muchas generaciones
 venimos a los salones
 de San Marcos a estudiar.

 Era orgullo de la casa
 a un sanmarquino tener
 era así como volver
 a la fuente de la raza.

 Yo recuerdo en la memoria
 que mi padre me contaba
 que en el tiempo que estudiaba
 San Marcos hacía historia.

 Y me hablaba de valientes
 de jóvenes libertarios
 lindos universitarios
 con valor hasta los dientes.

 Más de uno se inmoló
 creyendo en sus ideales
 eran jóvenes cabales
 que mi padre conoció.

 Enfrentaban dictadores
 gendarmes y policías
 enfrentaban tiranías
 de gorilas y opresores.

 Muchachos idealistas
 alegres y apasionados
 estudiantes preparados
 juventudes siempre listas.

 Despiertos e irreverentes
 los sanmarquinos han sido
 aquí nunca se han rendido
 ni corazones ni mentes.

 Sinónimo de grandeza
 es San Marcos en el mundo
 y con respeto profundo
 reconocen su entereza.

 Que San Marcos ha forjado
 muchas hombres de valía
 y la historia no podría
 olvidar ese legado.

 Es de la América hispana
 el claustro más estimado
 es símbolo inmaculado
 y es entre todas   Decana.

 La más antigua y famosa
 de todo este continente
 tiene pasado y presente
 sencilla pero grandiosa.

 Si sus paredes hablaran
 mil hazañas nos dirían
 mil proezas contarían
 y mil gestas relataran.

 Más de cuatrocientos años
 interminables batallas
 San Marcos venció canallas
 tanto propios como extraños.

 Consciente de aquel pasado
 a San Marcos postulé
 y les juro que ingresé
 como en un templo sagrado.

 Con todo aquello en el alma
 empecé mi recorrido
 y lo que he visto y vivido
 les voy a contar con calma...

 SETIMA

 Ya conté lo que pasó 
 en esos primeros días
 de tanta palabrería
 con que se nos recibió.

 Pero quiero referirles
 mis primeras impresiones
 no permitan mis canciones
 con mis palabras mentirles.
 
 Llegar y ver tanta gente
 caminando apresurada  
 distraída y alejada
 con un gesto indiferente.

 La basura amontonada
 "los 'chambas' están de paro"
 nos indicó sin reparo
 una morena apurada.

 "Chambas" eran los obreros
 que habían paralizado
 por el sueldo no aumentado
 se habían puesto muy fieros.

 Los jardines descuidados
 "no hay obreros..." recordé
 la mirada levanté
 y vi los muros pintados.

 Dónde estaban los guerreros
 que luchaban por la paz
 dónde estaban los demás
 los osados   los primeros...

 Las juventudes ardientes
 los muchachos con pasión
 que son todo corazón
 atrevidos y valientes...

 En dónde estaba la gloria
 en dónde el temperamento
 dónde estaba el juramento
 de los que hacían la historia.

 Estaba desconcertado
 receloso   confundido
 estaba como perdido
 estaba desengañado.

 Sé que muchos me dirán
 que era un niñito engreído
 "muchachito consentido"
 "pituco" me tacharán.

 Pero déjenme seguir
 tan sólo voy comenzando
 quisiera seguir cantando
 que hay mucho para decir.

 Será por mi educación
 o por mi estrato social
 perdonen por ese mal
 no elegí mi condición.

 Las ideas enredadas
 estaban en mi cabeza
 perdonen por mi torpeza
 y por las cosas contadas.

 Pero he jurado cantar
 las cosas que yo sentí
 es por eso que escribí
 lo que oyeron recitar.

 Estos fueron sentimientos
 encontrados   prematuros
 apurados   inseguros
 y nunca razonamientos.

 Buscaba la maravilla
 la legendaria Ciudad
 y me di con la verdad
 y con sus muros de arcilla.

 Nos cuentan cosas bonitas
 cuando cuentan los mayores
 y olvidan esos señores
 maldades y basuritas.

 Pero con todo encontré
 bastante para contar
 y si me dejan hablar
 a ustedes se los diré.

 Que pasada la impresión
 San Marcos me puso el sello
 y hoy le digo a voz en cuello:
 "¡Es tuyo mi corazón!".

 OCTAVA

 He visto cosas y casos
 que les quiero relatar
 ¡adentro! y a comenzar
 aquí arrancan nuestros pasos.

 Mil personas conocí
 mil ideas escuché
 y mil veces conversé
 y otras tantas discutí.

 Empecé por curiosear
 preguntándole a cualquiera
 y aquellas cosas que oyera
 se las voy a relatar.

 Cincuenta mil estudiantes
 tiene la Universidad
 y de esta comunidad
 todos somos integrantes.

 Pero de todos son pocos
 los que apoyan a un partido
 que muchos que he conocido
 mirando se hacen los locos.

 Montones de indiferentes
 aburridos de escuchar
 la cháchara y el hablar
 de incapaces dirigentes.

 La década del ochenta
 fue una década fatal
 porque la marcha social
 se hizo penosa y lenta.

 Los sesentas conmovieron
 el ambiente sindical
 pero pasado el caudal
 los ánimos decayeron.

 El discurso populoso
 no produjo resultados
 siempre los más exaltados
 eran los más mentirosos.

 Con el tiempo corrompieron
 las palabras y los gestos
 y pronto los manifiestos
 convocatoria perdieron.

 La masa se descreyó
 de tanto politiquero
 de tanto bicho insincero
 que cínico les mintió.

 Se equivocan los que creen
 que es muy fácil engañar
 al pueblo con recitar
 esos discursos que leen.

 De tonto no tiene un pelo
 el pueblo no es un pelele
 y la mentira le duele
 y acrecienta su recelo.

 Así se había perdido
 la confianza en los discursos
 maquiavélicos recursos
 del falso y del "corrompido".

 El pueblo no sabe hablar
 palabras enrevesadas
 que las gentes ilustradas
 acostumbran mencionar.

 El pueblo puede hablar mal
 no domina el diccionario
 ni tiene vocabulario
 pero se rebela igual.

 Es así que se cansó
 de tanta palabrería
 de tanta melosería
 que de nada le sirvió.

 Por eso cuando llegué
 hallé mucha indiferencia
 "ya se acaba la paciencia
 de nuestro pueblo" pensé.

 Y me puse a averiguar
 sobre gustos y tendencias
 y tras muchas reticencias
 la gente me empezó a hablar.

 Poco a poco comprendí
 de ideas y posiciones
 y en las siguientes canciones
 contaré lo que aprendí.

 NOVENA

 Vamos yendo con el canto
 por nuestra Universidad
 mirando la realidad
 sin vergüenza y sin espanto.

 En el Campus levantado
 hay un gigante coloso
 que algún rector orgulloso
 hizo por verse afamado.

 Hoy se encuentra convertido
 en hotel al descampado
 porque el amor ha encontrado
 en nuestro estadio su nido.

 Estadio Monumental
 monstruo de puro cemento
 más de ochenta mil asientos
 grandioso y fenomenal.

 Totalmente inoperante
 desde hace ya buenos años
 nadie repara los daños
 de vándalos e ignorantes

 Discreto y muy alejado
 de los demás pabellones
 rienda suelta a sus pasiones
 allí le da el alumnado.

 Una noche quién no ha ido
 meloso y abrazadito
 quién no se ha dado un besito
 por las sombras protegido.

 Amores autorizados
 y otros amores prohibidos
 siempre son bien recibidos
 y jamás son revelados.

 Las paredes de concreto
 son amigas verdaderas
 y guardan las escaleras
 celosas cada secreto.

 Estadio   querido amigo
 compañero inolvidable
 con las mujeres amable
 de los amores testigo.

 Dime quién no te ha pisado
 y quién en tus graderías
 no ha pasado algunos días
 de feliz enamorado.

 Te vas a quedar grabado
 por siempre en nuestra memoria
 tú que conoces la historia
 de todito el alumnado.

 Formas parte de San Marcos
 de su leyenda sagrada
 con tu cancha   con tus gradas
 con tus pistas y tus arcos.

 Y ahí no más a tu lado
 a eso de noventa pasos
 encontramos los retazos
 de un comedor descuidado.

 Existen dos comedores
 en esta Universidad
 uno adentro en la Ciudad
 y el otro para "doctores".

 El comedor principal
 según la gente comenta
 es llamado "muerte lenta"
 y es algo tradicional.

 Está en la calle Cangallo
 junto a la Morgue Central
 por eso el apodo tal
 que causa más de un desmayo.

 Allí son las reuniones
 allí van los compañeros
 con distintos derroteros
 de varias agrupaciones.

 Sé que allí se ha discutido
 de política a montones
 defendido mil opciones
 creado más de un partido.

 Entre sopas de verduras
 y arroz con pollo "volado"
 discute el estudiantado
 de carencias y premuras.

 Los que estamos estudiando
 en la Ciudad no podemos
 a la hora que comemos
 irnos hasta San Fernando.

 Por eso hay un comedor
 en el Campus instalado
 y todo el que allí ha almorzado
 no olvidará "ese sabor".
 
 La comida es poca y mala
 quién será ese cocinero
 que a veces en el puchero
 un pelito nos regala.

 Un adobo donde el chancho
 no se ve ni por asomo
 y de qué será ese lomo
 que nos ponen en el rancho.

 Y si es mala la comida
 mucho peor el servicio
 hay que hacer el sacrificio
 que el burócrata decida. 

 Cola para dar boleto
 y cola para almorzar
 cómo no se va a cansar
 de hacer cola el esqueleto.

 Y si no llegas temprano
 perdiendo clases por eso
 no vas a encontrar ni un hueso
 y tu cola será en vano.

 Y si tomas desayuno
 al diablo con las labores
 no conoces profesores
 ni asistes a curso alguno.

 Resulta a final de cuentas
 de tanto tiempo perdido
 que preguntas aburrido
 si estudias o te alimentas.

 Por eso los comensales
 del uno y del otro bando
 andan siempre protestando
 quejándose de esos males.

 No es que nos guste gritar
 ni andar buscándonos líos
 pero los derechos míos
 no me los pueden quitar.

 No nos hacen un favor
 ni es limosna la que dan
 porque es nuestro cada pan
 que existe en el comedor.

 Y esas no son gollerías
 son derechos conquistados
 por los muertos olvidados
 de pasadas rebeldías.

 Y por último el transporte
 cada día está peor
 pero vamos con humor
 y aguantamos "por deporte".

 Pero el "burro" se nos muere
 está viejo y desgastado
 pobre carro maltratado
 avanza porque nos quiere.  

 Las lunas nunca las vi
 los asientos   destruidos
 por estudiantes bandidos
 que a veces viajan allí.

 Y la unidad más moderna
 ya tiene más de diez años
 y nos dicen con engaños
 "es muy fuerte y es eterna".

 También tengo que contar
 que hay salvajes e ignorantes
 que son "nuestros semejantes"
 y tenemos que educar.

 No se puede permitir
 que unos cuantos asociales
 nos embarren con sus males
 y nos quieran destruir.

 "Burro"   Estadio y Comedor
 la trilogía famosa
 que San Marcos orgullosa
 defenderá con amor.

 DÉCIMA

 De la política diaria
 ahora mismo voy a hablar
 que aquí vamos a "dentrar"
 en la vida partidaria.

 Quitando a los desconfiados
 a los simples arribistas
 a los ciegos egoístas
 que no miran a sus lados.

 Quitando a todos los dichos
 nos queda para este cuento
 un pequeño firmamento
 de algunos tipos y bichos.

 Al tiempo de mi ingresar
 al claustro universitario
 el viejo FER legendario
 terminaba de expirar.

 Y hace mucho los APRISTAS
 no tienen la hegemonía
 perdió su "bufalería"
 ganaron los COMUNISTAS.

 Se formó la IZQUIERDA UNIDA
 y terminó por romperse
 al tiempo ya pudo verse
 a la izquierda dividida.

 La derecha en ese tiempo
 carecía de presencia
 y parecía demencia
 poder tomarla de ejemplo.

 Del MIR quedaban algunos
 ya sin "lucha" y sin "armada"
 eran historia pasada
 con gritos inoportunos.

 Y la izquierda se mostraba
 a pesar de sus problemas
 el mejor de los esquemas
 que al estudiante quedaba.

 Pero tanta división
 tanta ambición personal
 a la izquierda le hizo mal
 y esa fue su perdición.

 Fui testigo de excepción
 de cómo se fue escindiendo
 de cómo se fue partiendo
 toda la izquierda y su unión.

 "Moderados"   "radicales"
 eran dos grandes facciones
 que en época de elecciones
 se mostraban fraternales.

 Bastaba que concluyera
 el proceso electoral
 y la batalla campal
 comenzaba "a la primera".

 Luchaban por el "poder"
 y por la Federación
 de Estudiantes   ilusión
 que muchos gustan tener.

 Se peleaban entre hermanos
 cual feroces enemigos
 y todos fuimos testigos
 de esta guerra entre villanos. 

 La izquierda la conformaban
 el PUM (los mariateguistas)
 el PARTIDO COMUNISTA
 UNIR y MAS se agregaban.

 Y algunos partidos más
 el FOCEP   los SOCIALISTAS
 conformaban esas listas
 de "rojos hombres de paz".

 Izquierdistas de café
 hablaban de rebelión
 pero nunca en una "acción"
 a ellos los encontré.

 Se empeñaban en captar
 adeptos entre nosotros
 "no les crean a los otros..."
 nos decían sin cesar.

 Y la izquierda se quebró
 y el UNIR quedó más fuerte
 pero muy pronto su muerte
 la realidad anunció.

 De un lado los BOLCHEVIQUES
 con sus líderes pelearon
 aquellos que se quedaron
 se dijeron MENCHEVIQUES.

 Sería por recordar
 a Rusia y su rebelión
 a aquella revolución
 cuando tumbaron al Zar.

 Los SOCIALISTAS lograron
 soportar el ventarrón
 y en su torpe pretensión
 sin sus "bases" se quedaron.

 Se fueron atomizando
 entre ellos se insultaban
 se peleaban y peleaban
 y se seguían peleando.

 Se decían "vela verde"
 nadita se respetaban
 las promesas olvidaban
 y la esperanza se pierde.

 Y los años se pasaron
 entre peleas y líos
 entre uniones y "amoríos"
 los años se nos fugaron.

 La izquierda no maduró
 y se perdió en discusiones
 ambiciones y pasiones
 en broncas de "sí" o que "no".

 Es mi humilde parecer
 es mi sencilla opinión
 pero creo en mi razón
 que erraron su proceder.

 Tenían con qué ganar
 iban al par de la historia
 pero perdieron la gloria
 entre tanto ambicionar.

 Debieron quedarse juntos
 luchar a "brazo partido"
 pero sólo han conseguido
 hacerse vivos difuntos.

 Confieso que yo tenía
 puesta en ellos mi esperanza
 pero perdí la confianza
 ante tanta porquería.

 Mentían   ¡cómo mentían!
 las verdades las callaban
 y todito lo ocultaban
 y mil cosas prometían.

 En los años que han pasado
 en el tiempo transcurrido
 jamás he visto cumplido
 nadita de lo jurado.

 Perdieron tanto terreno
 que las "momias" resurgieron
 los "pituquitos" salieron
 y nadie les puso freno.

 Y renació la DERECHA
 y con fuerza se metió
 con prontitud ocupó 
 cada hueco y cada brecha.

 Eran los INDEPENDIENTES
 que querían estudiar
 nos metieron su cantar
 sus sonrisas y sus dientes.

 Los jóvenes "estudiosos"
 cansados de tanto engaño
 se metieron hasta el baño
 responsables   respetuosos.

 Prometieron renovar
 la vida universitaria
 y su charla "libertaria"
 les dio votos que ganar.

 Así las cosas están
 con la IZQUIERDA   dividida
 la DERECHA   renacida 
 otros grupos llegarán.

 Por eso tengo que hablar
 de grupos no muy legales
 sus bondades y sus males
 enseguida he de narrar. 

 UNDÉCIMA

 Y veo que voy a entrar
 a un tema muy peliagudo
 sin más espada ni escudo
 que mi verso y mi cantar.

 Decir toda la verdad
 fue mi única promesa
 no sé si será torpeza
 o si será ingenuidad.

 Pero no voy a callar
 porque sería deshonra
 tener la piedra y la honda
 y negarse a disparar.

 Aquí se vive una guerra
 de terribles proporciones
 y se matan por montones
 en la costa y en la sierra.

 Cada cual tiene su bando
 y en eso yo no me meto
 que yo tan sólo prometo
 decir mi verdad cantando.

 Sólo sé que hace diez años
 se libra una cruel batalla
 y me pregunto quién vaya
 a remediar tanto daño.

 Hay dos grupos rebelados
 contra el Gobierno Central
 y luchan de forma tal
 que no han sido derrotados.

 Así en la Universidad
 que es todo un Perú en pequeño
 hallamos   sin mucho empeño
 la terrible realidad.      

 En el tiempo en que llegué
 ya la "cosa" comenzaba
 ya "el partido" se mostraba
 nacidito lo encontré.

 También ya estaban aquí
 los del traje verde olivo
 decían "el Ché está vivo"
 y otras cosas más que oí.

 Grupos insignificantes
 nadie les hacía caso
 pero seguían su paso
 lentamente y adelante.

 Y empezaron a ganar
 "agua para sus molinos"
 ¿soñadores o asesinos..?
 Usted sabrá qué opinar...

 Y esos grupos se crecieron
 mucho más de lo esperado
 algo había comenzado
 y muchos no lo entendieron...

 Los del "Marta" parecían
 muchachos de "clase media"
 leían la Enciclopedia
 y educaditos lucían.

 Eran cosa del pasado
 recordaban los sesentas
 aquellas luchas violentas
 que libró el campesinado.

 Eran hijos de Guevara
 y de Cuba y de Fidel
 montoneros a corcel
 que esa época creara.

 Al mirarlos recordaba
 a los "Tupas" de Uruguay
 no sé si relación hay
 pero así lo imaginaba.

 Eran chicos "burguesitos"
 de una clase acomodada
 que la veintena pasada
 se sublevaron a gritos.

 Será por ser cosa vieja
 que en San Marcos no pegaron
 con el tiempo se marcharon
 con su charla y su conseja.

 Sólo déjenme agregar
 que sé que algunos murieron
 yo no juzgo lo que hicieron
 pero nos da qué pensar...

 En frente de los "martacos"
 con propuestas diferentes
 agitaban las corrientes
 los denominados "sacos".

 Ellos forman "el partido"
 y se llaman comunistas
 detestan a los apristas
 y al "viejo estado podrido".

 Cuando recién ingresé
 eran sólo "cuatro gatos"
 que escribían garabatos
 fanáticos de su fe.

 Me acuerdo que pregunté
 quiénes eran esos "cucos"
 y me dijeron "terrucos"
 y en la duda me quedé.

 De ellos tan sólo sabía
 lo que decían los diarios
 revistas y semanarios
 que en la casa yo leía.

 Eran monstruosos y horribles
 y fieros y sanguinarios
 eran bichos ordinarios
 espantosos y terribles.

 Y con miedo los miraba
 y los miraba extrañado
 eran tan sólo un puñado
 de gente que fastidiaba.

 Pero los años se fueron
 y yo seguía mirando
 vi que fueron aumentando
 y con el tiempo crecieron.

 Y se fueron imponiendo
 sobre los viejos partidos
 eran tercos   decididos
 y ahora los estamos viendo.

 Hoy no son "ese grupito"
 ni son "un puña'o de locos"
 ni son "tan sólo unos pocos"
 y "su guerra" no es un mito.

 Tienen muertos de verdad
 chicos que dieron la vida
 con pasión y sin medida
 con toda sinceridad.

 Hay muchachos que murieron
 porque nunca se quebraron
 porque nunca claudicaron
 porque jamás se rindieron.

 Estudiantes mutilados
 con los brazos destruidos
 y con los huesos partidos
 y para siempre lisiados.

 Se marcharon a la gloria
 a "su gloria" si desean
 pero luchan y pelean
 y sueñan con "su victoria".
 
 Que han pintado las paredes
 y que todo lo violentan
 y que asesinan y afrentan
 ya lo juzgarán ustedes. 

 Que son ciegos y cerrados...
 que no aceptan opinión...
 ellos tendrán "su razón"
 y "sus planes" ideados.

 Sólo les digo que luchan
 lo que es guerra para ellos
 no entiendo sus atropellos
 pero las balas no escuchan.

 Yo he visto cómo lloraban
 de pena y de sentimiento
 yo he visto su sufrimiento
 cuando a un "cumpa" lo mataban.

 Yo no he venido a juzgar
 sólo digo lo que veo
 lo que se viene es bien feo
 no se puede silenciar...

 Han crecido como espuma
 y ya vienen los soldados...
 ¡Dios nos coja confesados
 en medio de tanta bruma...!

 DUODÉCIMA

 Así las cosas están
 arden como en el infierno
 se nos olvida el invierno
 de tanto calor que dan. 
  
 Dicen que los sanmarquinos
 somos "rojos"   "terroristas"
 "asquerosos comunistas"
 "bandoleros" y "asesinos".

 Dicen que somos el nido
 del terror y de la muerte
 y está echada nuestra suerte
 y ahora sí estamos perdidos.

 Hace tiempo nos molestan
 y nos acusan de todo
 y ya no encuentran el modo
 de decir que nos detestan.

 Que somos todo lo malo
 que somos la perdición
 que no tenemos perdón
 y que merecemos "palo".

 Que somos toda la causa
 de la crisis nacional
 que fomentamos el mal
 constantemente y sin pausa.

 Aquí sólo se conspira
 y se planea atentados
 porque somos los malvados
 los dueños de la mentira.

 Nada bueno puede haber
 en San Marcos porque en Ella
 la muchachita más bella
 conspira contra el poder.

 Y de todo nos acusan
 no nos dejan defender
 nos pretenden ofender
 nos atacan   nos azuzan.

 Parecemos lo peor
 lo más inmundo y mundano
 somos el loco   el villano
 el bandido   el salteador.

 Y se placen en decir
 que nosotros comenzamos
 y que nosotros buscamos
 hacer llorar y sufrir.

 Y resultamos culpables
 de toda la dejadez
 con toda desfachatez
 nos hacen los responsables.

 Y nos quitan las partidas
 y bloquean donaciones
 y ya no dan subvenciones
 o las tienen escondidas.

 "Política Educativa"
 ¡vaya frase inconsistente!
 pues se olvidan simplemente
 que San Marcos está viva...

 Como a cadáver nos trata
 y no nos quiere nadita
 el Estado todo quita
 y nuestras manos las ata.

 No se puede investigar
 no hay libros ni bibliotecas
 no reparan las carpetas
 ni hay sitios dónde estudiar.

 La ciencia no se fomenta
 ni se fomenta el saber
 del que desea aprender
 se burlan cuando lo intenta.

 De la vivienda ni hablar
 la hicieron y ya bastó
 y quien la hizo olvidó
 que se tiene que cuidar.

 Los servicios no funcionan
 el "burro" se está muriendo
 y lo que estamos comiendo
 nuestras tripas no perdonan.
 
 Y la desidia oficial
 nos mata de a poquititos
 porque somos los "malditos"
 y quieren nuestro final.

 Y después de intervenir
 el Campus como su casa
 la "parca" nos busca en caza
 nos vienen a perseguir.

 Que somos los apestados
 sin juicio   somos culpables
 que somos los detestables
 criminales y avezados.

 Como la "poli" no puede
 contra tanto forajido
 no sé quién ha decidido
 que el ejército se quede...
 
 Y de buenas a primeras
 se meten con rifle en mano
 como buscando a un villano
 en salones y escaleras.

 Y vienen "dizque" a ayudar
 y a brindarnos un servicio
 y por tanto sacrificio
 les tendremos que pagar... 

 Y se ponen a pintar
 de verdes nuestros murales
 nos miran como a animales
 y nos quieren arrestar.

 Todo de un solo color
 parecemos un desierto
 ya San Marcos huele a muerto
 hay rabia   miedo y rencor.

 Creen que con su pintura
 solucionan los problemas
 ¡qué pobres son sus esquemas!
 y qué grande su locura...

 Pretenden solucionar
 problemas que ellos causaron
 cuando hace tiempo olvidaron
 a San Marcos y su andar.

 Se presentan "salvadores"
 reponen la "autoridad" 
 nos hablan de libertad
 y se portan cual captores.

 Debemos agradecerles
 humildemente su gesto
 y lanzar un manifiesto
 y algún tributo ofrecerles...

 Y nos tratan a patadas
 como a enemigos nos miran
 con sus fusiles nos tiran
 y nos preparan celadas...

 No podemos protestar
 que le llaman "sedición"
 y nos meten a prisión
 y empiezan el "apalear".

 Nos quieren ver calladitos
 como buenos estudiantes
 ¡militarotes pedantes!
 nos quieren ver formalitos.

 Nos revisan las mochilas
 y nos piden documentos
 controlan los movimientos
 y nos ordenan en filas. 

 Ponen francotiradores
 y vigías en los techos
 y son tantos sus pertrechos
 que parecen sitiadores.

 Y los actos culturales
 son en todo controlados
 porque creen los soldados
 que son peligros reales.

 Porque hay huaynos "subversivos"
 y poemas "radicales"
 porque hay "llamados formales
 a hacer actos delictivos...".

 Y acaso la poesía
 y las humildes canciones
 vayan a dar a prisiones
 porque son "apología".

 Todos somos subversivos
 pero nos tiene paciencia
 y es gracias a su "clemencia"
 que "toavía" estamos vivos...

ULTIMA

Pero ya voy terminando
que me empiezan a mirar
y no vayan a pensar
que ya me estoy sublevando...

Sólo déjenme decir
que el rumbo no se detiene
que el terremoto se viene
y nos puede destruir.

Que nada se va a arreglar
con pintura y con soldados
que no estamos derrotados
ni nos vamos a callar.

No se puede silenciar
la verdad de nuestra historia
será nuestra la victoria
no lo pueden remediar.

La conciencia popular
ya prendió y está creciendo
y por lo que yo estoy viendo
ya no se puede cortar.

Yo no creo en los partidos
yo no creo en las consignas
yo no creo en las insignias
ni en mandones "corrompidos".

Porque el pueblo es el gigante
y ha empezado a caminar
y nadie lo va a frenar
y ha de seguir adelante.

San Marcos es el Perú
todos somos sanmarquinos
andamos nuestro camino
y tan sólo faltas tú.

Vamos juntos compañero
codo a codo y de la mano
vamos hermana y hermano
que juntos somos de acero...

Como una sola pasión
como un río desbordante
como un puño desafiante
con una sola canción...

FIN